La Policía Nacional ha detenido en Benidorm a un varón buscado por la justicia de la República Checa por 10 delitos contra el patrimonio

  • El detenido aprovechó el estado de alarma en su país para presuntamente cometer 10 delitos contra el patrimonio             

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad de Benidorm (Alicante) a una persona de 21 años y nacional de la República Checa que era buscado por la Justicia de tal país que había dictado una Orden Europea de Detención y Entrega por presuntos delitos contra la propiedad para que fuera detenido.

Los agentes de la Brigada Local de Seguridad Ciudadana lo identificaron cuando caminaba por una calle del centro de la ciudad. Tras realizar varias gestiones los policías descubrieron se trataba de un fugitivo de la República Checa.

Los hechos por los que debe ser juzgado y por los que el arrestado se enfrenta a una pena de 9 años de prisión se produjeron de julio a noviembre del año 2020. Según la Orden de Detención para Extradición es el presunto autor de 10 robos diferentes en los que sustrajo diferentes enseres y bicicletas por un valor de casi 3000 euros. Dichos robos fueron perpetrados habiendo sido condenado previamente por otros producidos durante el año 2018 y a pesar de estar declarado el estado de emergencia en la República Checa. El fugitivo aprovechó las medidas sanitarias contra el covid decretadas en el país para presuntamente cometer dichos crímenes.

El detenido fue puesto a disposición del Juzgado Central de Instrucción número dos de la Audiencia nacional que será el encargado de decidir sobre la Orden Europea de Detención y Entrega.