El RCD Espanyol vence al Real Sociedad gracias a un gol de Herrera 1-0 uno a cero

El Espanyol supera a la Real Sociedad gracias a un gol de Herrera en un partido muy luchado

El RCD Espanyol alcanzó la veintena de puntos tras superar a la Real Sociedad en un partido de máxima exigencia. El conjunto blanquiazul supo sufrir cuando no tuvo el balón y se mostró casi sin fisuras en defensa. En ataque, en esta ocasión, tuvo más eficacia que en anteriores jornadas y aprovechó la opción más clara en el segundo tiempo para llevarse una victoria de mucho mérito.

El Espanyol recibía en su campo a uno de los equipos más en forma de la competición: la Real Sociedad. El equipo txuri urdin se ha ganado el respeto de sus rivales y nadie duda de que se trata de un conjunto al alza apoyado en el que, aparentemente, es un proyecto muy serio. A priori, muchos esperaban a un equipo diezmado por las bajas y cansado por el esfuerzo europeo, pero el equipo de Imanol Alguacil salió muy decidido y acaparó todo el balón. Pareció sorprendido el Espanyol que, tal vez, no esperaba un inicio tan abrumador por parte visitante. También es verdad que Diego López solo tuvo que intervenir en un chut de Le Normand que quedó invalidado por fuera de juego tras un paradón del portero gallego.

En el Espanyol el protagonismo ofensivo lo acaparó Puado. El canterano dispuso de las dos opciones más claras para adelantar a su equipo en el marcador. En su primer intento se encontró con un inspirado Remiro y, en el segundo, vio como el palo evitaba el que hubiese sido uno de los goles de la jornada. Cierto es que al conjunto dirigido por Vicente Moreno le costó un poco hilvanar acciones ofensivas con continuidad y vivió más de acciones individuales, pero también fue capaz de crear peligro con poco.

La Real arrancó con fuerza tras la reanudación y volvió a acaparar todo el dominio del partido. El Espanyol continuó sin estar acertado en los metros finales donde le faltó más tino para concretar acciones de peligro real. Dada la situación, el equipo se esforzó en defensa al máximo para no recibir goles. Lo cierto es que los visitantes estuvieron cerca en dos ocasiones: primero, en un remate de Januzaj que acabó estrellándose en el palo y, poco después, en una acción de Isak, que sí finalizó en gol, pero que acabó anulada porque Mateu Lahoz intervino directamente en la acción. Dos sustos mayúsculos para un Espanyol que llegaba al tramo final del partido con vida.

Sufría el Espanyol, pero encontró una brecha en el momento clave. Morlanes recuperó un balón en el centro del campo, asistió para RDT que encontró a Herrera. El venezolano enganchó la pelota y superó a Remiro. Poco después, Wu Lei pudo sentenciar en una magnífica acción de RDT, pero el delantero chino no estuvo acertado en el control definitivo. Tocó sufrir hasta el final para amarrar los tres puntos ante un gran equipo.

 

Crónica: RCD Espanyol

Fotografías: Alejandro Fernández/ AFPRESS