El General de Alicante es el primer centro de la Comunitat que introduce una técnica endoscópica pionera para tratar a pacientes con acalasia

  • La acalasia es una enfermedad del esófago que provoca una gran dificultad de deglución de los alimentos sólidos y líquidos
  • El Servicio de Medicina Digestiva atiende cada año a cerca de una docena de pacientes con este trastorno del tejido muscular del esófago

Alicante (24.11.21).  La Unidad de Endoscopia Digestiva del Hospital General Universitario de Alicante (HGUA) es la primera de la Comunitat Valenciana que incorpora la técnica endoscópica POEM (miotomía endoscópica peroral) a su cartera de servicios, para el tratamiento de pacientes con acalasia.

La acalasia es una enfermedad del esófago de causa desconocida que afecta aproximadamente a una de cada 10.000 personas. Se trata de un trastorno del funcionamiento del esófago que afecta al tejido muscular de este órgano. “En esta patología hay una alteración de los movimientos del esófago que son necesarios para que los alimentos pasen al tubo digestivo, lo que provoca una gran dificultad de deglución de los alimentos sólidos y líquidos, que quedan retenidos en el esófago”, explica el doctor Rodrigo Jover, jefe del Servicio de Medicina Digestiva, donde se integra la Unidad de Endoscopia.

El tratamiento convencional de esta enfermedad es la cirugía, mediante la que se seccionan los músculos afectados del esófago, permitiendo mejorar los síntomas de los pacientes. Sin embargo, “la novedosa técnica endoscópica que se acaba de implantar en el centro ofrece unos resultados que son, al menos, tan eficaces como los quirúrgicos y, al realizarse de forma mínimamente invasiva, se reducen las complicaciones y no deja cicatrices, puesto que el acceso es siempre por orificios naturales (en este caso, la boca)”, afirma el doctor José Ramón Aparicio, jefe de Sección de la Unidad de Endoscopia.

Este tratamiento consiste en crear un túnel de seguridad en la pared del esófago, por el que se introduce el endoscopio hasta alcanzar los músculos de la pared esofágica, que son seccionados. “La técnica tiene una duración de entre 45 y 60 minutos y mejora de manera inmediata la calidad de vida del paciente, que puede empezar a tolerar líquidos en 24 horas”, comenta el doctor Juan Martínez, adjunto de la Unidad de Endoscopia encargado de desarrollar este procedimiento en el hospital, tras realizar un período de formación exhaustivo.

“La introducción de la POEM ha requerido un período de formación previo, que ha incluido prácticas con animales y la realización de casos tutorizados por expertos, lo que hace que ya estemos en disposición de llevarla a cabo en nuestro hospital con seguridad”, indica el doctor Martínez.

Esta técnica puede servir de referencia para otros Departamentos, “tanto de la provincia como de la Comunitat Valenciana, lo que supondrá un gran avance para el tratamiento de esta patología en nuestro entorno”, comenta el doctor Aparicio.

Unidad de Trastornos Funcionales

La Unidad de Trastornos Funcionales del Servicio de Medicina Digestiva, integrada por los doctores Cristina Sánchez-Fortún y José Ignacio Cameo, se encarga de la atención y diagnóstico de estos pacientes. Esta Unidad cuenta con manometría esofágica de alta resolución, una prueba diagnóstica que permite explorar y describir la función motora del esófago, para delimitar detalladamente el segmento muscular que hay que eliminar para mejorar la funcionalidad de los pacientes.

En la actualidad, “la Unidad diagnostica cada año a una media de entre 10 y 12 pacientes y alrededor de un centenar con este diagnóstico están en seguimiento”, apunta el doctor Jover.

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.