Orihuela prueba en el Palmeral un sistema pionero en el mundo en la detección precoz de picudo rojo

La Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Orihuela está probando un proyecto pionero de detección precoz de picudo rojo mediante sensores en varias palmeras seleccionadas en el Palmeral de San Antón. La empresa LUMNEX France SARL, que ha venido desarrollando desde hace dos años un proyecto de solución Cloud – Internet of Things, PalmNode™, ha sido la encargada de instalar un sensor en el estípite de la palmera, que monitoriza diferentes parámetros y es capaz de llegar a detectar la actividad de larvas de picudo rojo.

El concejal de Medio Ambiente, Dámaso Aparicio, ha explicado que “en las jornada sobre el Palmeral de Orihuela celebrada hace unas semanas ya se avanzó, en una de las ponencias, la importancia de la inteligencia artificial para que el Palmeral de Orihuela siga avanzando en su presente y futuro”. Este proyecto recoge los datos de los sensores que son enviados a través de Internet a un servidor donde se analizan y generan una respuesta, visualizable a través de plataforma web y móvil. En este momento se encuentra en la fase final de evaluación de las unidades de pre-producción, para acabar de depurar su funcionamiento y proporcionar el entrenamiento del sistema de Inteligencia Artificial, de manera que se puedan obtener nuevas directrices para la versión final de mercado. “Se trata de una solución pensada para zonas de difícil acceso o especialmente sensibles, donde los tratamientos fitosanitarios preventivos deben ser utilizados solo en condiciones de probada necesidad. Con este sistema conseguiremos detectar la posible presencia de picudo rojo para actuar de manera inmediata y evitar su propagación”, ha señalado el concejal de Medio Ambiente.

El proyecto se gestó en 2019 y para el desarrollo del sistema se han realizado ensayos y toma de datos en Marruecos y varios cultivos de palmeras en el sureste español, si bien el deseo de Brahim Zaim, CEO de LUMNEX, era poder finalizar la puesta a punto del sistema en el Palmeral de Orihuela, que será el primer lugar del mundo donde se utilice su sistema, y servirá para poder ser mostrado a cultivadores de palmeras de otras partes del mundo.