Una operación policial conjunta logra desmantelar cuatro talleres ilegales en las partidas rurales de Alicante

En las partidas rurales de Alicante

  • La operación, impulsada por la Unidad de Policía Adscrita se salda con cuatro talleres y un desguace ilegales sancionados por carecer de licencias de apertura y no tener registro industrial, ni gestor de residuos, seguro de responsabilidad civil y medidas contraincendios
  • Los establecimientos, estaban emplazados en parcelas ubicadas en las partidas rurales de El Bacarot, Rebolledo, Polígono de Garrachico y Camino Viejo de Salades 
  • En el operativo se utilizaron medios aéreos tanto de la Unidad de Policía Adscrita a la Comunidad Valenciana, como de la Policía Local de Alicante               

03-noviembre-2021.- Agentes de la Policía Nacional, en un operativo conjunto impulsado por la Unidad Adscrita de la Policía Nacional a la Generalitat Valenciana, junto con Policía Local de Alicante, la Inspección Provincial de Trabajo y la de Medio Ambiente, logran paralizar la actividad ilegal de cuatro talleres ilegales y un desguace que operaban en distintas partidas rurales de Alicante careciendo de cualquier tipo de licencia, seguro e incluso medidas contra incendios o de gestión de residuos.

El operativo se llevó a cabo a finales de la semana pasada, tras tener conocimiento la Unidad Adscrita de Policía Nacional a la Generalitat Valenciana de que, en las partidas rurales de Alicante, estaban operando talleres de vehículos y desguaces, presuntamente clandestinos, donde además trabajaban empleados careciendo de contratos de trabajo, donde además podrían estar cometiéndose delitos de receptación de piezas o vehículos de ilícita procedencia.

Tras las primeras gestiones realizadas, consiguieron localizar el emplazamiento de estos lugares en distintos puntos ubicados en los términos municipales de varias partidas rurales de Alicante, concretamente, en la partida de El Rebolledo, El Bacarot, polígono de Garrachico y camino viejo de Salades, donde a primera y simple vista se veía que los establecimientos no guardaban las debidas medidas para este tipo de establecimientos.

Sobre tales sospechas, la Unidad de Policía Adscrita, solicitó el apoyo del resto de unidades policiales y administrativas para la explotación de la operación.

Así pues, se coordinó un amplio operativo conjunto entre las unidades policiales y las administraciones local y autonómica con ámbito de competencia en la materia, orientado a la comprobación del funcionamiento y si contaban con las licencias pertinentes, descubriendo que, cuatro talleres de vehículos y un desguace, no sólo no contaban con registro industrial ni licencias de apertura, sino que además carecían de seguros de responsabilidad civil y de medidas contra incendios.

Por otro lado, la inspección llevada a cabo también reveló que no había gestión de residuos, motivo por el cual también se procedió a su sanción por parte de la Inspección de Medio Ambiente que colaboró en el operativo, dado el grave impacto medioambiental que producen tales residuos en los lugares donde están ubicados.

Así pues, el cómputo de la operación se saldó con la sanción administrativa de estos cuatro talleres, donde se inmovilizaron un total seis motores de dudosa procedencia, así como del desguace de vehículos también investigado, además de chequearse 92 vehículos.

Por último, se identificaron a 24 personas relacionadas con la ilícita actividad, 9 de las cuales se encontraban trabajando sin contrato y otras 2 de ellas fueron detenidas por estancia irregular.

Este amplio operativo fue llevado a cabo por los grupos de Policía Nacional pertenecientes a las Brigadas de Extranjería y Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Alicante (UCRIF II y Tráfico Ilícito de Vehículos), por la Unidad Adscrita de Policía Nacional a la Generalitat Valenciana y por la unidad GOIR de Policía Local de Alicante, contándose con el apoyo de los servicios de medios aéreos de los que disponen estos dos últimos cuerpos policiales. Junto a las unidades policiales, también participaron en la operación, la Inspección de Trabajo Provincial y la Inspección de Medio Ambiente, competentes para llevar a cabo las sanciones administrativas correspondientes en sus respectivos ámbitos competenciales.