El Espanyol y el Bilbao empatan a uno 1-1 en un partido muy disputado y difícil

El Espanyol suma un punto en un partido disputado y con un espectacular Diego López

De inicio se sabía que iba a ser un partido difícil para el Espanyol. Marcelino es un entrenador con un sello propio y cuyos equipos siempre presentan unas señas de identidad muy claras. Sólidos en defensa, los visitantes fiaron todas sus opciones atacantes a la velocidad de los hermanos Willliams y Muniain y a la calidad de Sancet. El equipo de Vicente Moreno pasó por dificultades, pero Diego López estuvo muy acertado cuando se le requirió. El gallego sigue estando a un altísimo nivel y fue el sostén del equipo cuando peor lo pasó. Cierto es, dicho sea de paso, que los blanquiazules mostraron compromiso, sacrificio y mucha voluntad. El Espanyol peleó e igualó al Athletic en las disputas físicas en muchas ocasiones.

Sin la fluidez de otros días, RDT volvió a demostrar que está on fire y que está haciendo méritos para ir a la selección. Suyos fueron los dos primeros remates con cierto peligro del equipo y de sus botas nació el gol perico. El pichichi blanquiazul superó a Unai Simón desde los once metros después de un penalti por manos en el área visitante. El Espanyol se animó un poco y Nico lo intentó con un par de remates desde fuera del área sin excesivo peligro para el portero vasco.

El segundo tiempo tuvo un inicio complicado para el Espanyol. Los blanquiazules pudieron lograr el segundo en un buen remate de RDT tras una asistencia de Melendo, pero fueron los rojiblancos (hoy de verde fosforito) los que empataron con un gol de Williams. Volvió a sufrir el equipo de Vicente Moreno. Lekue, con un chut raso, silenció Cornellà-El Prat, que vibró con un paradón de Diego López a remate de Muniain poco después. Vicente Moreno dio la alternativa a Dimata y Puado para pasar a un 4-4-2, un sistema que funcionó muy bien con RDT y el delantero belga en el campo la pasada temporada. Precisamente, el ‘18’ espanyolista fue protagonista de una gran contra que no acabó en los pies de RDT por muy poco. La presencia del belga dio más oxígeno al equipo en ataque, aunque los blanquiazules echaron de menos a Raúl de Tomás, bien marcado por los centrales visitantes. El que estuvo sensacional fue Diego López que volvió a salvar al Espanyol en un chut a bocajarro de Berenguer. El Espanyol aguantó, aunque vivió un episodio duro con la expulsión de RDT previa provocación de Yeray.

Cronica: FCD Espanyol

Fotografías: Alejandro Fernández y Marta Belev / AFPRESS