La Policía Nacional detiene en Benidorm a un hombre por estar reclamado judicialmente al cual se le imputan diez delitos patrimoniales cometidos en menos de un mes

  • El detenido, en uno de los delitos esclarecidos, utilizó un documento nacional de identidad que había encontrado en Madrid para alquilar un piso vacacional en Benidorm y posteriormente utilizar estas llaves para sustraer efectos del interior del inmueble
  • Se han esclarecido un total de diez delitos patrimoniales decretando el Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Benidorm su ingreso en prisión              

10-septiembre-2021.- El pasado veinticuatro de agosto dos miembros de la Brigada Local de Seguridad Ciudadana del servicio de Radiopatrullas, procedieron a la identificación y detención de un varón en las calles de Benidorm al pesar sobre él una reclamación judicial de un Juzgado de Móstoles.

Utilizaba un documento extraviado para identificarse

El detenido, en un primer momento, utilizó datos falsos para identificarse ante los policías, sin embargo, tras ser trasladado a dependencias policiales, los agentes consiguieron acreditar fehacientemente su verdadera identidad. Del mismo modo, se comprobó que entre sus pertenencias portaba diversos objetos electrónicos de los cuales no pudo acreditar su titularidad, además de tarjetas de crédito y debito de entidades bancarias que tampoco le pertenecían y de las que el arrestado no daba explicación alguna sobre su posesión.

Por tal motivo, los miembros de la Brigada Local de Policía Judicial se hicieron cargo de la investigación, pudiendo determinar que, el arrestado, la semana del dieciséis de agosto alquiló una vivienda vacacional a través de una inmobiliaria en esa misma localidad de Benidorm, haciéndose pasar por un varón español y utilizando para registrarse un documento nacional de identidad, que posteriormente se comprobó que había sido extraviado por su legitimo propietario, el cual el investigado había encontrado días previos en Madrid.

Finalizado el plazo del alquiler, no llegó a devolver las llaves de la vivienda utilizándolas semanas después para acceder a la vivienda nuevamente y sustraer diversas tarjetas bancarias de los propietarios  del piso. A continuación, utilizó dichas tarjetas en diversos establecimientos de la ciudad, tales como; comercios de restauración y gasolineras, generando un mayor perjuicio económico a las víctimas.

El detenido ingresó en prisión tras ser puesto a disposición judicial

En la difícil investigación llevada a cabo por los miembros del Grupo III de Policía Judicial, también se acreditó que, sobre el investigado, recaían numerosas denuncias interpuestas en Madrid por delitos patrimoniales de similares características, además de una requisitoria judicial de ingreso en prisión.

Finalmente, gracias a las minuciosas indagaciones policiales, se consiguieron pruebas, tanto documentales, como testificales, que acreditaron la autoría de los hechos delictivos del detenido de 36 años de edad, de origen marroquí, a quien le constan múltiples antecedentes policiales previos, decretando el Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Benidorm al que pasó a disposición su inmediato ingreso en prisión.