Abierto al tráfico el carril bici Orihuela-Montepinar

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, y el diputado provincial de Carreteras, Alejandro Morant, han asistido al acto de recepción de las obras, ya finalizadas, de la carretera que unirá la CV-870, a la altura de la rotonda de la nacional 340, con la CV-868 hasta del cruce de Montepinar. El siguiente tramo entre la CV-868 y Montepinar será ejecutado por la Diputación Provincial al ser la titular de esa carretera. Al acto también han asistido los concejales del equipo de gobierno Dámaso Aparicio, Víctor Valverde y Ángel Noguera.

El concejal de Medio Ambiente, Dámaso Aparicio, se ha congratulado de que “las obras hayan finalizado un mes antes de los previsto y supone seguir con la apuesta por la movilidad sostenible y el fomento de usos de transporte menos contaminantes. Este es el inicio de muchos que hay proyectados”.

Por su parte, Ángel Noguera, concejal de Infraestructuras, ha indicado que “al arreglar la carretera se ha cambiado el peralte para eliminar uno de los mayores problemas que había en la zona que era el embalse de agua”.

Ahora mismo, según ha confirmado el diputado Alejandro Morant, la Diputación ya tiene encargado el proyecto de la segunda fase, que dará continuidad a la carretera para enlazar con la Urbanización Montepinar y la futura Estación de Bomberos. La inversión prevista es de 330.000 euros.

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, recordaba “la importancia de poner en valor el uso de los vehículos verdes. Esta actuación atiende la reforma entera de esta carretera que sufría un problema grave de inundaciones cada vez que llovía”.

Se trata de una obra de casi 2 kilómetros en la que se ha pavimentado además del carril bici toda la calzada, es decir, el ancho completo de la carretera. Se han realizado también seis imbornales y se ha cambiado el peralte de la carretera para evitar que haya acumulación de agua sobre todo en la parte interior. Además de la pintura horizontal tendrá también una sección vertical donde se han colocado unos hitos delimitadores del carril bici para dar seguridad al ciclista. Esta nueva infraestructura ha tenido un coste de 227.480 euros.