COVID-19 | Alemania, Francia y Reino Unido administrarán una tercera dosis de la vacuna a su población en septiembre

Estos son, de momento, algunos de los países que ya han anunciado la administración de una tercera dosis de la vacuna para el mes de septiembre. De esta manera, se unen al país israelí que se ha posicionado a la cabeza para tomar esta decisión

Alemania, Francia y Reino Unido administrarán una tercera dosis de refuerzo de la vacuna a su población a partir del mes de septiembre, aunque solo a los grupos vulnerables. La tercera dosis de la vacuna parece una cuestión que debe plantearse seriamente. La compañía Pfizer volvía a insistir en ello destacando que una dosis de refuerzo es necesaria para aumentar su eficacia, en especial ante la aparición de esta nueva cepa, la variante delta. No solo lo recomiendan las empresas de vacunas, sino también el sistema sanitario que cada vez está más convencido de que será una decisión determinante para frenar la pandemia.

Es por ello, que países como Alemania, Francia y Reino Unido ya han aprobado la administración de una tercera dosis cuando finalice el verano. Los tres territorios ultiman detalles para poner en marcha un proceso que otros, como Israel, ya lo están poniendo en práctica.

Según señalan las autoridades, esta tercera dosis será inyectada a enfermos crónicos, personas mayores o con problemas respiratorios e inmunodeprimidos. El objetivo principal es aumentar la inmunidad de los grupos vulnerables ante la variante delta y las posibles mutaciones del virus que puedan aparecer.

Entre los países que todavía están sopesando la decisión se encuentra España, aunque ya lo adelantó Carolina Darias hace apenas un par de semanas: “Todo apunta a que habrá una tercera dosis de refuerzo” de la vacuna contra la covid. Por el momento, la ministra de Sanidad no ha revelado ninguna fecha estimada de cuándo podría empezar este proceso, pero no cabe duda de que se plantean todos los escenarios posibles para lidiar y acabar con la pandemia.

La OMS descarta la idea

Por su parte, la OMS rehúye de esta decisión y señala que lo primordial ahora mismo es que toda la población tenga acceso a la vacuna. El ejecutivo de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud, Bruce Aylward afirmaba que antes de proporcionar una tercera dosis, era necesaria una mayor evidencia científica.

“La prioridad ahora es lograr que las personas tengan las dosis que se necesitan de cada vacuna y, especialmente, las personas mayores y aquellas con comorbilidades”, señalaba el ejecutivo. Asimismo, destacaba que: “Todas las vacunas parecen tener un impacto contra las enfermedades graves y también se está observando que la inmunidad parece ser bastante fuerte”.

La OMS tiene como objetivo que a finales de septiembre del 2021 el 10% de la población mundial esté vacunada y el 70% a finales del 2022, aunque actualmente esas cifras están muy lejos de hacerse realidad, pues menos de una cuarta parte de los países solo han vacunado a un 40% de sus ciudadanos.

“El mundo está al borde de un fracaso moral catastrófico y la distribución de vacunas sigue siendo injusta, ya que menos del dos por ciento de las dosis han sido repartidas en África, lo que hace que solo el 1,5 por ciento de la población del continente esté completamente vacunada. Esto es un problema muy grave si queremos acabar con la pandemia”, sentenciaba Tedros Adhanom, director de la OMS.

 

Artículo: María Vecina / AFPRESS

Fotografías: Luis Camacho, Reuters y EFE