La Policía Nacional detiene en Benidorm a un varón acusado de un delito contra la intimidad de las personas al grabar con su teléfono móvil relaciones íntimas con una mujer.

  • Los jóvenes se conocieron en un local de ocio de la ciudad de Benidorm, después de entablar una conversación quedaron para pasar la noche juntos y finalizaron en el domicilio del investigado.
  • Una vez en el domicilio, con el consentimiento de ambos, tuvieron un encuentro íntimo, pero la mujer se percató en un momento dado que el detenido había grabado todo el encuentro sin su conocimiento ni consentimiento.             

30-julio-2021.- Agentes del Grupo VI de Policía Judicial de la Comisaría Local de Benidorm han detenido a un varón español de 29 años de edad por ser presunto autor de un delito de descubrimiento y revelación de secretos.

Todo comenzó cuando el pasado día 8 de julio una joven conoció en un local de ocio nocturno a un joven español con el cual inició una conversación y quedaron posteriormente para pasar la noche juntos. La noche finalizó en el domicilio del investigado donde ambos mantuvieron un encuentro íntimo de forma libre y consentida.

Lo que no fue consentido por parte de la víctima fue el hecho de que el varón grabó todo el encuentro sexual sin el consentimiento de la mujer, la cual en un momento dado se percató de que el varón no dejaba de manipular su terminal móvil.

Dicha acción no pasó desapercibida por la joven e inmediatamente le solicitó poder acceder al terminal telefónico del chico donde pudo corroborar que había captado de forma subrepticia el encuentro entre ambos.

El varón procedió al borrado de los vídeos en presencia de la víctima, pero es de destacar que en los actuales terminales móviles cabe la posibilidad de no borrar de forma definitiva los archivos multimedia, sino que estos pueden ir a la “papelera de reciclaje” o “carpeta de eliminados” y permanecer allí un determinado tiempo.

Una vez se marchó la víctima del domicilio, el presunto autor del hecho procedió a “rescatar” los archivos de video previamente captados y a difundirlos por la aplicación de mensajería instantánea “WhatsApp” a siete contactos de su agenda personal.

Días después la víctima ante el temor de que el investigado pudiera haber “recuperado” los archivos de video volvió a encontrarse con él y pudo comprobar cómo efectivamente había procedido a enviar los videos íntimos a siete contactos del mismo.

Por todo ello la víctima procedió a dar cuenta mediante denuncia en la Comisaría de Benidorm donde el Grupo VI encargado de la investigación de delitos tecnológicos se hizo cargo de la misma, obtuvo tanto pruebas documentales como digitales sobre el suceso y rápidamente se localizó al presunto autor del hecho y posterior detención.

Los agentes en su investigación localizaron a los siete receptores del vídeo y pudieron acreditar fehacientemente que por parte de ellos no difundieron dichas imágenes ilícitas. Es de destacar que si alguno de ellos hubiera difundido dichos archivos habrían cometido un delito penal puesto que el “reenvío en cadena” de este tipo de videos obtenidos de forma ilegal también es denunciable.