El alcalde de Elche anuncia la renovación de la conducción de salida de los depósitos de agua potable de Carrús para mejorar el servicio

  • Carlos González, explica que el objetivo de esta actuación de Aigües d’Elx es “mejorar la calidad del suministro a los vecinos favoreciendo un caudal más continuo para que no se produzcan altibajos de presión como hasta ahora estaba ocurriendo” 

El alcalde de Elche, Carlos González, acompañado por el edil de Ciclo del Agua, Héctor Díez, y por el gerente de Aigües d’Elx, Javier Prieto, han visitado esta mañana los depósitos de agua de Carrús, principal reserva de agua potable de Elche, donde el regidor ha anunciado que se van a mejorar y ampliar la conducción de salida de los depósitos del agua.

Tal y como ha declarado el alcalde, “se trata de una obra muy importante en lo que se refiere a la mejora de nuestras infraestructuras hidráulicas de la ciudad. El objetivo es mejorar la calidad del suministro a los vecinos favoreciendo un caudal más continuo para que no se produzcan altibajos de presión como hasta ahora estaba ocurriendo. Para ello, se va a incrementar el diámetro en las nuevas conducciones”.

Concretamente se trata de llevar a cabo la renovación de la conducción de salida de agua potable de los depósitos de Carrús.

Los depósitos cuentan con tres unidades independientes de forma circular en hormigón pretensado de 12.558 m3 cada una y un depósito rectangular de 3.400 m3 de capacidad en dos naves conocido como depósito de Villena. En total más de 41.000 m3

El alcalde ha explicado que el modelo matemático de la red de distribución de Elche ha detectado limitaciones de diámetro en la conducción de salida de los depósitos. Aguas abajo de esta salida las conducciones son de materiales obsoletos (fibrocemento y hormigón con camisa de chapa tipo Bonna) y algunos tramos discurren por el interior de parcelas.

Las obras proyectadas comprenden la instalación de 555 m de tubería de fundición dúctil DN 600 mm entre la salida de los depósitos y el parque de Victoria Kent por las calles de PIaña y Carlet sustituyendo a las salidas actuales de los depósitos de Carrús de fibrocemento DN 600 mm y de hormigón armado tipo Bonna DN 450 mm, ampliándola en el caso de la segunda.

Además, se prevé en fases posteriores la renovación y ampliación de la conducción Bonna hasta la avenida de la Libertad.

La obra sale a licitación por 574.000 euros, si bien es cierto que Aigües d’Elx realizará con medios propios una actuación complementaria por un valor de 109.000 euros.

“Esta actuación, además de mejorar la calidad en el servicio de agua potable va a conllevar una mejora en el espacio público, con 2.000 metros cuadrados de nueva superficie asfaltada y 155 metros cuadrados de renovación de aceras, fundamentalmente en la calle Carlet”, ha indicado el regidor.

El plazo de ejecución es de 16 semanas y en una segunda fase se actuará hasta la avenida de la Libertad y supondrá la sustitución de esta antigua conducción conocida en Elche como la Bonna, que cumple una función esencial en la distribución de agua potable en Elche

La política de desarrollo sostenible de Aigües d’Elx se materializa en principios tales como el respeto del medio ambiente. En consonancia con ello, desde Aigúes d’Elx se está fomentando progresivamente el uso de materiales reciclados en las obras promovidas o ejecutadas por la Empresa Mixta. Así, en esta obra se prevé el uso de materiales procedentes de residuos de demolición y construcción (arena, gravín y zahorra) en los rellenos de las zanjas que no se encuentren sometidas a cargas de tráfico pesado, por lo que solo se utilizarán rellenos convencionales con áridos procedentes de cantera bajo calzada.

2021 07 05