La cultura Hip Hop: participación en la construcción de la identidad afroamericana y la lucha contra el racismo en EEUU

El Hip Hop es la cultura que engloba distintas corrientes callejeras y que va mucho más allá de cantar. Se trata de un movimiento cultural que nació en la década de los 70 influenciado por el soul, el funk e incluso algunos ritmos latinos. El Hip Hop es el baile, la música, el arte, el movimiento, la reivindicación, la cultura y el desgaste de una sociedad profundamente sumida en el racismo. 

Lo cierto es que el imaginario de rapero negro, de barrio pobre y que canta letras del guetto no siempre ha sido así. En los 70 y hasta finales de década, el género tomaba una orientación festiva con letras superficiales y banales que no reflejaban la vida de la comunidad negra. Fue a partir de los años 80 cuando el rap comenzó a integrarse en un ámbito más reivindicativo y profundo.

Nos situamos a finales de los años 60 del siglo XX en Nueva York, la guerra de Vietnam estaba más de actualidad que nunca y ya hacía unos años que personas como Malcolm X o Kennedy habían sido asesinados. En los años 60 y 70 se había producido una gran ola inmigratoria de familias puertorriqueñas a zonas de la ciudad como East Harlem en Manhattan, Brooklyn y más adelante en el Bronx. Eran tiempos difíciles, de miseria y penurias para muchos habitantes de la ciudad.

Esta oleada de inmigración hispana transformó la distribución de comunidades en los diferentes barrios neoyorkinos. Estos nuevos inquilinos llevaron su religión, cultura, música y bailes a la “Gran Manzana”. Los afroamericanos no vivían, sino que subsistían en estos barrios apartados, y con la llegada de familias del caribe, tuvieron que compartir su lugar de residencia con personas de otra etnia.

El Rap nació en Nueva York a finales de los años 70 en la zona de South Bronx y como en muchas ciudades de Estados Unidos, las personas negras fueron segregadas en barrios apartados del centro. En el caso de Nueva York, las afroamericanas, junto con las latinas, fueron distribuidas en South Bronx o Harlem. Asimismo, en Los Ángeles (California), en barrios como Compton, Watts o South Central, donde también fueron segregados los afro-americanos, mexicanos y centroamericanos, nació el género Gangsta Rap a principios de los 90.

En aquella época era bastante habitual que los jóvenes de estos barrios marginales (ghettos) estuvieran asociados a Gangs (pandillas). Estas bandas callejeras se enfrentaban para dominar ciertas zonas del territorio. Y es que, a pesar de todos los esfuerzos como el de Afrika Bambaataa, por acabar con la pobreza y la violencia en las calles, cabe recordar que la delincuencia en los barrios nunca cesó del todo. De hecho, se acentuó todavía más con la aparición de una droga llamada crack a finales de los 70.

En un intento por definir lo que estaba sucediendo en su propio barrio, Africa Bambattaa, un dj del Bronx que fue decisivo para el desarrollo del género, decidió darle el nombre de Hip Hop a este nuevo movimiento el cual incluía baile, música y pintura. Era una nueva cultura con raíces muy diversas a la que todo el mundo era bienvenido. ¿Su filosofía?: “Peace, Love, Unity, and HavingFun”. El hip hop se convirtió en el movimiento cultural dominante de las minorías que poblaban las comunidades urbanas en la década de 1980. La misma década también vio a muchos artistas haciendo declaraciones sociales a través del hip hop.

Con la publicación “The Message” de Grand Masterflash and the Furious Five en 1982, un disco pionero en los nuevos sonidos del rap, las letras se impregnaron de un contenido social marcado por las drogas, el hambre, la desigualdad, la delincuencia y el racismo en la ciudad. La crítica musical llamó la atención del resto de la población y este compromiso social se convirtió en todo un éxito gracias también a la película Wild Style el mismo año de publicación del disco.

También cabe destacar a grandes maestros de ceremonia como Rakim, Chuck D y Melle Mel que fueron los responsables de que el rap evolucionara a través de la técnica de escribir letras más metafóricas, así como bases muy perfeccionadas y complejas.

En el año 1983 el empresario Russel Simons creó el sello Profile Records. De esta manera, el grupo Run DMC publicó su primer single con las canciones “Sucker MC’s” y “It’s Like That”. En este disco se mezcló Funky, Heavy Metal y fueron los inicios de un estilo más Hardcore del Rap. Este disco señala el comienzo del fin de los artistas de la llamada “Old School”. Esto significó un contrapunto decisivo para erigir una “nueva escuela” del Hip Hop, caracterizada por la diversificación de estilos, así como la creación de rimas agresivas, duras y fuertemente reivindicativas.

Asimismo, a partir del año 1986 el Hip Hop tuvo su primer acercamiento con el Rock, algo que le permitió expandirse y llegar a un público blanco. Los Bestie Boys, procedentes del Punk Rock, fueron los elegidos para la fusión de un nuevo género. Este hecho permitió que el público blanco también pudiese participar y formar parte del movimiento que, hasta el momento, había estado principalmente arraigado a la causa afroamericana.

Cabe decir que Run DMC fue el primer grupo de Rap en conseguir una buena difusión en la MTV y en el Top 40 de Rock Radio, dando paso a la Golden Age, la edad de oro del Hip Hop. En 1987 fue un año decisivo para la creación del Gangsta Rap a manos de grupos como Public Enemy o NWA.

Chuck D, líder del grupo Public Enemy y pionero del rap, se inmiscuyó plenamente en lo que hoy en día consideraríamos la canción protesta, puesto que estaban ligados a partidos como el de los Panteras Negras, cuyas ideas estaban suscritas por los ideales de Malcolm X. La formación de este grupo es determinante por su elemento combativo con incorporación de letras muy politizadas hacia el afrocentrismo y la reivindicación, y con las que además tuvieron un éxito de ventas masivo.

“Siempre había música en la casa de mis padres. Tenían muchos discos y la música estaba siempre por todos lados. James Brown, Sonny Rollins, muchos. La música era todo en las casas de los negros en los años 60 y 70. Y también escuchaba Led Zeppelin, The Rolling Stones, The Beatles, Johnny Cash. La música era música y no entendía de diferencias raciales. La música mantiene a la raza humana unida y son los gobiernos los que la separan”, señalaba Chuck D en una entrevista en 2011.

Podría decirse que Malcolm X es la mayor fuente de inspiración de la cultura Hip Hop. Muchos de los “raperos” conectan con la historia de la vida de Malcolm X. La de sobrevivir en una sociedad injusta, la de ser un joven con problemas, sin recursos y que busca la mejora personal a través de la lucha y la protesta en su país. Grandes discursos de Malcolm X han sido utilizados por artistas de rap como Public Enemy, Dead Prez o MosDef.

La doctora Gaye Theresa Johnson, profesora de la Universidad de California, especializada en Estudios Negros y pareja del cantante Chuck D, dice así: “Creo que esto tiene que ver con que el hip hop es el único lugar donde la gente tiene voz. Y esto es una realidad no sólo para la gente negra. Porque la gente que trabaja en el negocio de la música hoy no son músicos, son abogados, y no tienen contacto con la clase trabajadora, pero el hip hop todavía tiene la posibilidad de servir un mensaje de unidad y al mismo tiempo con conciencia crítica. El hip hop hace las preguntas que nadie quiere hacer”.

 

Artículo: María Vecina / AFPRESS

Fotografías: Ashutosh Sonwani, Roberto Ricciuti y Neilson Barnard

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.