El Ayuntamiento de Elche resuelve el contrato del Mercado Central con Aparcisa sin indemnización y encarga a Pimesa la gestión del mercado provisional

El Equipo de Gobierno, de acuerdo a informe jurídicos, estima que no hay que llevar a cabo ninguna compensación económica a la empresa, ya que esta asumió de forma voluntaria todos los riesgos por actuar en una zona de proyección arqueológica

El alcalde anuncia que el Ayuntamiento ya ha elaborado las bases para el concurso de proyectos destinado a profesionales con el fin de decidir el futuro del antiguo edificio y su entorno

La concejala de Movilidad, Esther Díez, asegura que “lo importante es que hemos conseguido un resultado que, por una parte, blinda nuestro patrimonio histórico y, por otra parte, asegura la pasificación del tráfico en el centro de la ciudad”

El Ayuntamiento de Elche ha puesto hoy punto final al contrato con Aparcisa. El alcalde, Carlos González, acompañado por el portavoz del equipo de Gobierno, Héctor Díez, y por los ediles Esther Díez, Ana Arabid y Felip Sànchez, ha anunciado que la Junta de Gobierno Local ha acordado “la resolución del contrato del Mercado Central sin indemnización, y, al mismo tiempo, asumir la gestión directa del Mercado Provisional que el Ayuntamiento, en un acuerdo posterior, ha encargado a la empresa municipal Pimesa”.

Carlos González ha recordado que el 18 de septiembre de 2020 el Gobierno Municipal acordó iniciar el expediente de resolución del contrato del Mercado Central, fundamentado en la grave afección que suponía para el Misteri y para el Refugio de la Guerra Civil. Un mes después remitió al Consell Jurídic Consultiu el expediente para solicitar el dictamen preceptivo, aunque no vinculante.

El pasado 28 de abril el Consell Jurídic Consultiu emitió ese dictamen. En el mismo se establece que procede acordar la resolución del contrato, sin derecho a indemnización, con arreglo al artículo 223G del texto refundido de la Ley de Contratos del sector Público, lo que supone el aval de este órgano consultivo a la resolución del contrato.

“En el dictamen se establece con nitidez que la ejecución del proyecto hubiera producido de forma cierta una grave lesión al interés público. En resumen, el dictamen establecía que la resolución del contrato planteada por el Ayuntamiento es ajustada a derecho y nace de la obligación legal que tiene la institución de proteger su patrimonio”, ha indicado el alcalde, quien ha añadido que “antes este dictamen, y no existiendo la posibilidad legal de modificar el contrato, la Junta Local ha adoptado el acuerdo de desestimar las alegaciones de Aparcisa y resolver el contrato”.

Además, la Junta ha acordado también que se produzca la reversión de los bienes de la concesión y el pase a titularidad municipal del mercado municipal. En cuarto lugar, se ha acordado asumir la gestión directa del servicio del Mercado Provisional, lo que supone la continuidad de los 39 contratos de los puestos que quedan obligados frente al Ayuntamiento en los mismos términos que los estaban hasta ahora a la concesionaria.

Resolución sin indemnización

Respecto a la no indemnización a la empresa concesionaria, el alcalde ha explicado que “oído el dictamen del Consell Juridic, el Equipo de Gobierno, en base a los informes jurídicos que constan en el expediente, consideramos que la concesionaria asumió en su día voluntariamente los riesgos económicos y las responsabilidades de toda índole derivados de la ejecución del contrato”.

Tal y como ha destacado Carlos González, “este es el elemento central: Aparcisa asumió de forma voluntaria todos los riesgos y responsabilidades derivadas de la ejecución del contrato, algo que está recogido en la cláusula quinta del pliego de condiciones que dice que ‘si durante la ejecución del contrato o como el resultado de las excavaciones arqueológicas deviniese la imposibilidad de ejecución del contrato se entenderá que forma parte del riesgo asumido por el concesionario, sin que pueda dar lugar, en ningún caso a indemnización de los gastos en los que el concesionario hubiera podido incurrir”.

El alcalde ha dicho que se trata de una cláusula específica que va más allá del riesgo y ventura convencional. “Es un riesgo y ventura agravado asumido voluntariamente de forma reiterada por parte del concesionario, ya que esa cláusula está en el pliego de condiciones y lo asume después cuando firma el contrato con el anterior equipo de gobierno. Evidentemente quienes elaboraron el pliego, y también Aparcisa, eran conscientes de la complejidad de la zona en la que se tenía que ejecutar el proyecto, un área de proyección arqueológica”.

Por otra parte, el regidor ha resaltado el valor jurídico de esta cláusula de riesgo ventura en el contrato, libremente pactada y suscrita por la adjudicataria, tiene el valor de ser la ley del contrato”, ha señalado el alcalde, quien ha reiterado que “por lo tanto, la decisión adoptada de resolver el contrato sin indemnización está perfectamente justificada y argumentada en base a los acuerdos pactados en su momento entre la mercantil Aparcisa y el anterior equipo de gobierno”.

Futuro del viejo mercado

Respecto al futuro del antiguo edificio del Mercado Central, el alcalde ha explicado que ya se han elaborado las bases para un concurso de proyectos dirigido a profesionales para el espacio comprendido entre la Plaza de la Fruta y la Plaza de las Flores. El objetivo es dar una solución de futuro a una zona que tiene grandes posibilidades y que va a contribuir a reactivar el casco histórico de la ciudad.

Esther Díez

Port su parte, la concejala de Movilidad ha valorado muy positivamente desde el punto de vista político la decisión adoptada por la Junta de Gobierno hoy. “Creo que lo importante es que hemos conseguido un resultado que, por una parte, blinda nuestro patrimonio histórico y, por otra parte, asegura la pacificación del tráfico en el centro de la ciudad.

Lo que pretendemos es que este proceso entorno al Mercado Central, que impulsó el Partido Popular, sirva como ejemplo de cómo no se debe proceder en política. Porque más allá de cumplir la legalidad, la obligación de quien gobierna es proteger el interés de la ciudadanía. Y el proyecto del Mercado Central, como recuerdo indica el Consell Jurídic Consultiu, suponía una lesión grave al interés público”.

“Lo que hoy hacemos es cerrar un capítulo que ha sido largo y difícil, pero que ya nos sitúa mucho más cerca de completar esa modernización del centro histórico que estamos llevando a cabo en esta legislatura y convertir el que como saben es un enclave estratégico del centro de la ciudad, en un punto de referencia del municipio que ponga en valor nuestro patrimonio y que se convierta también en un dinamizador de la economía del centro de la ciudad”, ha apuntado la concejala.

2021 05 28