La Policía Nacional ha detenido en Benidorm a un prófugo de la justicia húngara por dos delitos, uno de agresión con lesiones graves y otro de perjurio

  • Sobre él pesaba una Orden Europea de Detención y Extradición dictada por las autoridades húngaras, por la presunta comisión de los delitos en los años 2017 y 2018         

22-mayo-2021. Agentes de la Policía Nacional de Benidorm han detenido a un hombre de 57 años de edad, de nacionalidad húngara, al que le constaba una OEDE (Orden Europea de Detención para Extradición) emitida por Hungría.

Agentes del Grupo de Policía Judicial de Benidorm, de Crimen Organizado de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Alicante, en coordinación con el grupo de Fugitivos de la Comisaría General de Policía Judicial llevaron a cabo un operativo para localizar a una persona sobre la que pesaba desde el año 2019 una Orden Europea de Detención y Entrega para Extradición dictada por las autoridades húngaras.

Realizadas las primeras gestiones sobre su paradero, los agentes tuvieron conocimiento de que el fugitivo se encontraba oculto en la provincia de Alicante, localizando su domicilio en la localidad de Benidorm, donde se estableció un amplio dispositivo que permitió su detención.

Los hechos por los que se le buscaba tuvieron lugar en el año 2017 y 2018. El primero de ellos fue por dar falso testimonio ante la autoridad judicial sobre una circunstancia esencial en un caso, en la ciudad húngara de Siofok. El segundo delito se produjo al año siguiente cuando le partió la nariz a un compatriota, cometiendo así un delito de agresión con lesiones graves. Por estos hechos se le condenó a una pena de tres años de prisión, de la que aún le queda por cumplir 2 años.

Una vez detenido, fue puesto a disposición del Juzgado Central de Instrucción número Uno de la Audiencia Nacional de Madrid que será el encargado de tramitar la Orden Europea de Detención.