El General de Alicante y el MARQ presentan el proyecto ‘Un hospital de cuento’

  • La iniciativa da lugar a una trilogía de cuentos ilustrados que pretende acercar la arqueología y la historia a los más pequeños
  • La mascota que da título a estas obras, ‘Chispita’, fue diseñada por una paciente de Oncología Pediátrica, Lucía Guirado, que ahora es una adolescente sana

Alicante (22.05.21). El Servicio de Pediatría y la Unidad Pedagógica Hospitalaria (UPH) del Hospital General Universitario de Alicante (HGUA) han sido el escenario de la presentación del proyecto ‘Un Hospital de Cuento’, coincidiendo con el Día Internacional de los Museos.

Esta iniciativa multidisciplinar, en la que intervienen cuatro entidades, el propio Servicio de Pediatría, la UPH, el MARQ y la Asociación de Amigos de la Muñeca de Onil, ha dado como fruto tres cuentos ilustrados que están  dirigidos a un público infantil y juvenil. “Chispita viaja a la Prehistoria”, que fue editado en el año 2016, “Chispita viaja a la época Íbera”, en 2018, y “Chispita viaja al mundo Maya”, que se acaba de lanzar.

A este acto han asistido el gerente del Departamento, Miguel Ángel García; el director de Enfermería, Juan Félix Coello; el jefe del Servicio de Pediatría, Javier González de Dios; la supervisora de Enfermería, María José Vidorreta; la responsable de la Unidad Pedagógica Hospitalaria, Marisa Ibáñez; la vicepresidenta de la Diputación de Alicante y diputada de Cultura, Julia Parra; el director gerente de la Fundación MARQ, Josep Albert Cortés; el director del MARQ, Manuel Olcina, y la coordinadora del área de Didáctica y Accesibilidad de la Fundación MARQ, Gema Sala.

La presentación ha girado en torno a la protagonista del proyecto, Lucía Guirado, autora de la mascota que ha dado nombre a la trilogía con su dibujo ‘Chispita’, que realizó hace ya siete años, cuando era una niña paciente de Oncología Pediátrica. Su trabajo, que fue elegido entre las más de cien propuestas presentadas por los niños hospitalizados en el Servicio de Pediatría, dio luz a este dibujo, que representa una llama de fuego que invita a viajar a través de la historia para transmitir sus conocimientos a los lectores.

Lucía, que ahora es una adolescente de 13 años sana, ha asistido junto a su madre para dar a conocer este proyecto, que tiene por objetivo fomentar la lectura y la creatividad, acercar la arqueología y la historia a los más pequeños y desarrollar en ellos actitudes que promocionen el cuidado del patrimonio histórico. Además, esta iniciativa ha creado un espacio común de trabajo entre el MARQ y el HGUA, que se materializa cada martes en forma de talleres, en beneficio de los niños enfermos, con el fin de que su estancia en el hospital sea más agradable.

Esto también contribuye a trabajar por un Servicio de Pediatría optimista, donde integrar la metodología educativa y psicosocial de la UPH en la dinámica del hospital, de forma que los niños y niñas vivan el ingreso hospitalario como algo más que un espacio sanitario.

Un proyecto que es también solidario, puesto que la Fundación MARQ pretende destinar los beneficios de los tres cuentos ilustrados al Servicio de Pediatría para que reviertan en investigación.