La Policía Nacional detiene en Alicante a un matrimonio por un delito de Trata de Seres Humanos y explotación de la mendicidad

Les quitaban la documentación y les retenían bajo agresiones y amenazas de muerte

  • Captaban a personas con discapacidades físicas a las que mediante amenazas las obligaban a ejercer la mendicidad en distintas zonas del centro de la ciudad durante catorce horas diarias
  • Les retiraban la documentación y les quitaban todo el dinero que recaudaban diariamente, no permitiéndoles comer ni asearse si no llegaban a una mínima cantidad
  • Una de las víctimas relató a los agentes que había escuchado una conversación de sus captores en la que decía que iba a ser vendido a otra organización por 2000 euros               

10-Mayo-2021.- Agentes de la Policía Nacional de la localidad de Alicante han detenido a una pareja de nacionalidad rumana, de 48 y 51 años de edad, que se dedicaba a captar personas con discapacidades físicas a las que bajo amenazas las obligaban a ejercer la mendicidad, se les acusa de un delito de trata de seres humanos con fines de explotación para la mendicidad.

El matrimonio rumano que se había instalado en España en el año 2007, utilizaba como medio de vida los recursos económicos obtenidos por personas de su misma nacionalidad con distintas discapacidades tanto físicas como psíquicas que captaban en Rumanía o en territorio nacional y a quienes explotaban mediante el ejercicio de la mendicidad, en condiciones de auténtica esclavitud por distintos lugares de la geografía española.

Para ejercer el control de las víctimas les quitaban la documentación y los retenían bajo agresiones y amenazas de muerte, en unas condiciones de vida inhumanas, ejerciendo sobre ellas una gran presión psicológica, menoscabando de tal manera su autoestima que con el transcurso del tiempo llegaban a establecer un vínculo tan fuerte que llegaban a considerar a sus captores como de su familia.

Obligaban a las víctimas a ejercer la mendicidad durante catorce horas diarias, los siete días de la semana

Además de los malos tratos habituales a los que eran sometidas, malvivían en miserables condiciones, sin apenas comida y una higiene lamentable.

Aprovechándose de su condición de discapacidad, las obligaban a ejercer la mendicidad durante catorce horas diarias, los siete días de la semana, requisándoles todo lo recaudado bajo la amenaza de que si no conseguían suficiente dinero no comían o les agredían físicamente.

Una de las víctimas que había sido captada por este matrimonio fue la que puso en alerta a los agentes de la explotación que estaba sufriendo durante más de dos años y que por desconocimiento de la legislación española no lo había puesto antes en conocimiento de la Policía Nacional.

Cuando los investigadores le tomaron declaración sobre los hechos relató que estaba completamente sometido a estas personas, las cuales, bajo amenazas y coacciones le obligaban a mendigar y entregar todo el dinero que recaudaba, llegando a agredirle físicamente si no conseguía la cantidad suficiente. También contó que días antes había escuchado una conversación de sus captores en la que decía que lo iban a vender a otra organización por la cantidad de 2.000 euros.

En el transcurso de la investigación los agentes localizaron a otra víctima que también estaba siendo sometida a esta cruel explotación, la cual por miedo a posibles represalias se negó a declarar en dependencias policiales.

Los detenidos, con un amplio historial delictivo por delitos contra las personas, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de la localidad de Alicante.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes del Grupo III de la Brigada Provincial de Extranjería de la Comisaría de Alicante y del Grupo Operativo de Respuesta de la Comisaría de Distrito Norte.

La Trata de Seres Humanos constituye una violación grave de la dignidad, la libertad de la persona y una forma de delincuencia grave.

La Trata de Personas consiste en la esclavitud del siglo XXI, es uno de los delitos más comunes y que mueve mayor cantidad de dinero en todo el mundo, tras el de tráfico de drogas y armas. Cada vez que se comete este delito, se violan todos los derechos humanos en una misma persona, corrompiendo no sólo su libertad y dignidad sino también su integridad física y emocional.

Las víctimas de este tipo de delito suelen ser personas vulnerables, sobre todo mujeres, niños y hombres en condiciones físicas o económicas delicadas, acostumbrados a la discriminación y que no oponen una gran resistencia.

La vía más importante para poder ayudar a las víctimas de Trata de Seres Humanos, es poner los hechos en conocimiento de las Autoridades. Para ello la Policía Nacional tiene habilitadas dos vías para denunciar este tipo de delitos: el teléfono gratuito -900.10.50.90- atendido las 24 horas por policías especializados de la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos, y el correo electrónico trata@policia.es Ambos medios preservan la confidencialidad de sus usuarios. Además, existe un espacio propio dentro de la página web oficial de la Policía Nacional: www.policia.es/trata que sirve de canal adicional de información sobre este delito.