Orihuela autoriza la primera playa para perros

La concejal de Playas del Ayuntamiento de Orihuela, Luisa Boné, ha anunciado que ha firmado el Decreto que autoriza y permite desde hoy mismo el acceso y la estancia de perros en la “Cala Cabo Peñas” más conocida por todos como Cala Mosca II.

Orihuela cuenta entre su oferta turística de ocio posiblemente con el mejor conjunto de playas y calas de todo el litoral mediterráneo, ostentando diferentes distinciones que certifican la calidad de las mismas y que nos sitúan entre los mejores a nivel nacional. Esto obliga a hacer un esfuerzo por parte de la Administración local para incrementar ese plus de calidad que nos permita competir en el sector turístico, así como para fomentar nuestra actividad económica.

Boné ha señalado que “desde hoy se le da respuesta a una parte importante de la ciudadanía que venía reclamando disponer en el litoral oriolano de una playa donde poder ir junto con su mascota a disfrutar de la misma. Además, ya no basta con ofrecer ese turismo de sol y playa tradicional, debemos ofrecer además del activo estratégico que tenemos de agua y arena de excelente calidad, playas que se especializan en segmentos como es el caso del Surf en Cala Cerrada o de los canes en este caso. Por eso, el disponer de una playa para el disfrute y ocio de personas acompañadas de sus mascotas da respuesta a una demanda ciudadana como por otro lado potenciará nuestra actividad económica basada en el turismo”.

La edil, informó hace aproximadamente dos meses al órgano gestor del servicio de playas de su intención de habilitar una playa para perros y una vez abierto expediente se solicitaron los preceptivos informes municipales a los servicios incluidos dentro del Sistema de Gestión de Playas: Seguridad Ciudadana, Medio Ambiente, Aseo Urbano, Infraestructuras, Emergencias y Turismo, resultando todos favorables.

Se colocará en el propio acceso a la misma playa un cartel donde se relacionarán todas las normas que regulan el acceso y la estancia de los perros en la misma en dos idiomas (español e inglés) y con pictogramas para facilitar su comprensión y entre las que destaca la obligatoriedad de la recogida de las deposiciones con bolsitas y su depósito en las papeleras, la obligatoriedad de que los perros potencialmente peligrosos deban llevar bozal y estar sujetos en todo momento, el deber de llevar el pasaporte sanitario y portar microchip el animal y el respeto y cuidado tanto a la flora como a la fauna del entorno entre otras.

Boné ha finalizado señalando que “mi paso por la Concejalía de Playas en esta legislatura va a ser muy breve, la asumí hace aproximadamente dos meses de forma excepcional y de manera temporal por la terrible perdida de nuestro compañero Ramón y será en el próximo pleno de este mes de mayo cuando otro compañero, Antonio Sánchez, tome posesión del cargo y asuma tal responsabilidad. He querido aprovechar mi breve paso por la concejalía para finalizar algo que me quedó pendiente la pasada legislatura y tenía la ‘espinica’ y doy así por cumplido nuestro compromiso con los vecinos con la legalización de una playa para perros en Orihuela”.