El sector aéreo pide abrir el turismo internacional siguiendo el ejemplo de Grecia

Se prevé un aumento hasta del 58% en los vuelos con respecto al verano de 2019, un 14% más que el año pasado

El sector aéreo ha pedido al Gobierno central seguir el ejemplo del país griego y que España permita la entrada de turistas internacionales, aunque todavía no se haya aprobado el pasaporte de vacunación de UE, previsto para mediados de junio. Grecia permitirá la llegada de turistas vacunas o con una PCR negativa a partir del 14 de mayo. La Asociación de Líneas Aéreas (ALA), que recoge el 85% del tráfico aéreo español, ha pedido que nuestro país haga lo conveniente para poder salvar la temporada de verano que se acerca.

“Es fundamental que el Gobierno permita a la gente que está vacunada que venga con las garantías de seguridad”, señala este mismo lunes su presidente, Javier Gándara, quien también considera que no “se tendría que esperar a la puesta en marcha de este certificado digital verde para empezar a aceptar a turistas de otros países que ya están vacunados”. Según ha explicado Gándara, ya hay algunas compañías que vuelan a Grecia, que es nuestro competidor turístico más fuerte, que sí ha reportado un incremento de reservas a dicho país.

“Creemos que hay que seguir el ejemplo de Grecia y empezar a recibir a estos turistas antes de que se implemente el certificado digital”, ha añadido en una rueda de prensa donde ha presentado las cifras de previsiones de vuelos para este verano. Estas previsiones indicarían con la mayor exactitud posible la cantidad de turistas que han sido vacunados en este periodo presentando su propia documentación, hasta que llegue el certificado europeo.

De cara al verano, las previsiones apuntan mejor que las del año anterior, pues el sector aéreo prevé operar el 58% de los vuelos con respecto al mismo periodo de antes de la pandemia. Es un 14% más que los vuelos operados en el verano pasado, el primero de la crisis sanitaria y con precios “igual de competitivos”.

A pesar de que las cifras son esperanzadoras, las previsiones podrían empeorar de aquí a al comienzo del verano pues el año pasado se iba a programar el 75% de los vuelos con respecto a un año normal y al final se operó el 35%. La diferencia entre lo previsto y lo que pudo ser es del 40% de caída.

En este periodo se han perdido en toda Europa 8.500 rutas. Gándara ha explicado que las aerolíneas están intentando no perder esta conectividad, y están intentando mantener las rutas, pero volando con menos frecuencia.

“Los vuelos dentro de Europa están totalmente estancados y bajo mínimos” señalaba Javier Gándara quien afirma al mismo tiempo que el tráfico doméstico (dentro de España) se ha comportado ligeramente mejor. Los pasajeros de estos vuelos intracomunitarios representan entre el 60% y el 70% de los pasajeros que tenemos en España.

Gándara considera que Europa se está quedando rezagada, puesto que el mercado de China y EEUU prevén llegar a niveles pre pandemia dentro de su tráfico doméstico en la ocupación y van mucho más avanzados que nosotros. En nuestro caso, Europa no llega ni al 40%.

 

Artículo: María Vecina / AFPRESS

Fotografías: Alexandr Podvalny

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.