LITERATURA | LA SIRENA Y LA SEÑORA HANCOCK

LA AUTORA Y SU OBRA

­Imogen Hermes Gowar es una escritora londinense, que aplicó sus estudios de Arqueología, Antropología e Historia del Arte, trabajando en museos. Cursó un máster en Escritura Creativa en la Universidad de East Anglia, tras conseguir una beca del The Malcolm Bradbury Memorial Trust en 2013. “La sirena y la señora Hancock” finalista del premio MsLexia y del premio para escritores de la Fundación Deborah Rogers, constituye su primera novela, traducida a 7 idiomas y publicada por primera vez en 2018 .

ARGUMENTO

Una sirena disecada constituye el arranque de una historia, donde los destinos de una refinada cortesana, Angélica Neal y un armador Jonah Hancock, se entrecruzan.

 

LOS PERSONAJES

Hancock es un amable, cándido, serio, honrado, trabajador, armador viudo y sin hijos, de desahogada situación económica, que reside en Deptford y convive con su sobrina Sukie y con su criada Bridget. Queda prendado de la elegante y mundana meretriz Angélica Neal, a la que conoce en una fiesta. Desea tener un hijo que perpetúe su nombre y que mitigue el dolor producido por la muerte de su anterior vástago  y de su primera esposa .La rutinaria y plácida vida del armador Hancock se ve sacudida por una pequeña sirena disecada, que le ha proporcionado Tysoe Jones, el capitán de su barco Caliope, al vender este navío para comprar la mítica criatura marina a unos pescadores japoneses.

Angélica Neal es una independiente y hermosa prostituta, que al fallecer su protector, un anciano duque, se resiste a regresar al burdel del que salió, prefiriendo establecerse por su cuenta. Astuta y pícara, es una superviviente nata que no ha renunciado a sus sueños románticos.   Circunstancias desfavorables  la abocaron a ejercer la prostitución a temprana edad, ya que su padre abandonó a su madre y a ella, para hacer fortuna en América, dejándolas a su suerte. Angélica solicita a Hancock  que le consiga una sirena viva.

Angélica  tiene una gran amistad con Bel Fortescue, otra cortesana, inteligente y cultivada, mantenida por un duque, con el que finalmente ha decidido casarse.

Eliza Frost es inicialmente la fiel doncella de Angélica, que se asienta firmemente en el suelo de la realidad y se erige en la voz del sentido común. Más adelante, siguiendo la estela de la señora Chappel, se convierte en una redomada celestina.

La señora Chappel es la alcahueta que gestiona uno de los burdeles más elegantes y afamados de Londres. Controla, con mano de hierro, la actividad de la plantilla de rameras a su cargo, en la que destaca la  mulata Polly Campbell. La señora Chappel desea que Angélica retorne al lupanar, para incrementar sus beneficios.

Polly Campbell, anhela fervientemente integrarse en la sociedad blanca, pero acaba siendo consciente de que su negritud le pasa factura a causa de los componentes racistas de la sociedad británica de la época y abandona el lujoso “antro” de la señora Chappel.

Simeón es un sirviente negro cautivado por Polly, desea reivindicar derechos para la población negra y le proporciona contactos a Polly Campbell para dejar el meublé.

El teniente George Rockingham se convierte en la nueva adquisición amorosa de Angélica, de carácter egocéntrico y caprichoso, considera a ésta como un mero pasatiempo, al que abandonar, sin experimentar remordimiento alguno.

Una sirena capturada viva, símbolo de las fuerzas de la naturaleza, actúa como elemento catalizador y desencadenante de la evolución de los personajes, determinando fatalmente el destino de los protagonistas.

 

ÉPOCA Y MARCO GEOGRÁFICO

Durante el siglo XVIII en Inglaterra la burguesía amasó grandes fortunas mediante el comercio y tuvo gran influencia política gracias al Parlamento, en el que competían por el poder los Whig, liberales y los Tories, conservadores.

La revolución industrial fue posible gracias a las innovaciones tecnológicas (Invención de la máquina de vapor en 1705 etc…), un entorno político favorable en el que los reyes perdían gradualmente poder decisorio y una mentalidad emprendedora, propugnada por la religión protestante, que considera el éxito económico una señal del favor divino y no se limita a considerar el trabajo como una maldición bíblica.

El éxodo rural causado por la existencia de mano de obra excedentaria a causa de la progresiva mecanización del sistema agrícola, generó el proletariado, que trabajaría en las fábricas de las urbes. De hecho hacia el 1750 surgirían grandes ciudades, donde se introdujeron mejoras como la iluminación y la limpieza de las calles.

La ampliación de la clase media dio como resultado el incremento de la alfabetización de dicho estrato social, lo que produjo el desarrollo de la novela, destacando autores como Daniel Defoe, Jonathan Swift, Henry Fielding y Samuel Richardson.

CONCLUSIÓN

Esta novela de ágil lectura nos sumerge en las hondas profundidades de un relato subyugante y cautivador, que mantiene en todo momento la atención del lector, recreando un lugar y un tiempo, la Inglaterra georgiana, donde las luces de la razón chocan con las sombras de la superstición, simbolizada por el elemento mitológico de la sirena.

El proceso de industrialización, en el que está inmersa Gran Bretaña, no ha logrado que desaparezca del todo la influencia de la aristocracia, en un contexto en que la burguesía, representada por el honrado armador Hancock, comienza a abrirse paso y a promocionarse socialmente. Esto se ve reflejado en el hecho de que el duque, el maduro protector de Angélica, es sustituido en el lecho de la refinada cortesana  por el cabal armador Hancock.

A través de los personajes de esta novela se despliega un vistoso mosaico de la sociedad de la época . En esta obra no se eluden temas controvertidos como las desigualdades sociales, el racismo, el sistema esclavista, acontecimientos históricos como la independencia de la colonias en América…

En aquel tiempo 2 únicas alternativas se perfilaban para las mujeres que quisieran un ascenso en la sociedad: la prostitución de lujo o el matrimonio de conveniencia, mientras que para los hombres la perspectiva era mucho más amplia.

Aunque la autora presenta a las meretrices de alto standing como mujeres libres e independientes, dueñas de su destino, en ningún momento oculta los aspectos más sórdidos de la prostitución.

La autora muestra un dominio del pulso narrativo, documentando la narración y plasmando sus ingentes conocimientos en historia, antropología y arte, al recrearse en la descripción de la indumentaria, alimentación y comportamiento de aquel tiempo.

La autora ha logrado insuflar en la narración una atmósfera de realismo mágico, en la que se entremezclan naturalmente elementos realistas y fantásticos y de la que se puede extraer, incluso, un mensaje ecológico.  La sirena representa a la naturaleza, que se rebela contra el control al que la somete el ser humano.

Esta obra demuestra, una vez más, que la voz de las mujeres, grandes lectoras y no peores escritoras, ha logrado, contra todo pronóstico tradicional, irrumpir en el mundo editorial.

TRAILER

Crónica: Beatriz  Recio  Inés

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.