AHSA denuncia ante costas el vertido de inertes sobre la playa de Guardamar

Reclama que se revoquen las concesiones de los edificios con un riesgo cierto de ser alcanzados por el mar y sea restaurada la duna litoral

La Asociación de Amigos de los Humedales del Sur de Alicante (AHSA) ha denunciado, mediante la presentación de un escrito ante el Servicio Provincial de Costas en Alicante, el vertido de inertes en la playa de Babilonia en Guardamar del Segura. Según denuncia AHSA, el pasado miércoles fue depositada una gran cantidad de piedra junto a una de los edificios de la calle ingeniero Codorniu y que un grupo de personas colocó delante de un edificio construido sobre terrenos del Dominio Público Marítimo Terrestre (DPMT) en régimen de concesión.

El grupo ecologista considera que la finalidad de depositar piedras a modo de escollera ante el edificio es de protegerlo del oleaje marino. Recuerda que en los últimos años se han hundido, por efecto de los temporales marinos, varias viviendas en la misma calle Ingeniero Codorniu, situadas también en DPMT en régimen de concesión y que durante los últimos años se han vertido inertes con ese mismo propósito frente a otras viviendas del mismo sector.

Amigos de los Humedales advierte en su escrito que la legislación prohíbe taxativamente el vertido de residuos sólidos y escombros al mar y a su ribera. Por ello ha solicitado a Costas que abra un expediente sancionador contra los autores de los vertidos denunciados y que éstos sean obligados a restituir la zona del DPMT afectado a su estado original.

AHSA afirma que por efecto de la creciente erosión que sufren las playas de los sistemas dunares asociados a la desembocadura del río Segura, tanto al norte, como al sur de ésta, las viviendas construidas sobre DMPT en régimen de concesión, se encuentran sometidas a un grave riesgo de hundimiento o de padecer importantes daños estructurales a causa de la frecuente llegada del oleaje a las mismas. Que por este motivo, en varios núcleos de viviendas de esta tipología, tanto en Guardamar del Segura como en el municipio de Elche, han sido depositados inertes a modo de escolleras para limitar el daño del oleaje a los mencionados edificios, incumpliendo la legislación y provocando la práctica desaparición de la playa en algunos sectores de la costa de los municipios mencionados, además de causar una degradación injustificable en el litoral.

AHSA recuerda que la Ley de Costas establece que el derecho a la ocupación del dominio público se extinguirá por diferentes motivos entre los cuales se encuentra la “revocación de la concesión cuando las obras e instalaciones soporten un riesgo cierto de ser alcanzadas por el mar”. Por ello ha pedido al Servicio Provincial de Costas que inicie un estudio de la situación de las viviendas construidas, en régimen de concesión, sobre DPMT, tanto en el municipio de Guardamar del Segura como en el vecino municipio de Elche, para iniciar el procedimiento de extinción o revocación de los derechos a la ocupación del DPMT en aquellos casos que sean de aplicación el mencionado artículo de la Ley de Costas, con el objetivo de restaurar la duna litoral tras el derribo de los edificios afectados.

Fuente.: AHSA