CINE Y LITERATURA | WEST SIDE STORY

Película dramática musical de 1961, basada en el exitoso musical homónimo de Broadway de 1957, que está inspirado a su vez en la pieza teatral “Romeo y Julieta” de William Shakespeare. Dirigida por Robert Wise y Jerome Robbins, está interpretada por Natalie Wood, Richard Beymer, Rita Moreno, George Chakiris y Russ Tamblyn entre otros actores, mientras Leonard Bernstein compuso la música. Obtuvo 10 premios Óscar, entre ellos el de mejor película. Considerada como el segundo mejor musical del cine estadounidense por el American film Institute y estimada como “cultural, histórica y estéticamente significativa” por la Biblioteca del congreso de Estados Unidos, fue seleccionada para su conservación en el National Film Registry.

En el Nueva York de los años 50 del siglo XX, en el distrito marginal del West Side, dos bandas rivales de jóvenes: los Sharks, de origen puertorriqueño y los Jets, estadounidenses de ascendencia anglosajona, se disputan el control del territorio. El enamoramiento surgido entre María, hermana de Bernardo, jefe de los Sharks y Tony, exmiembro de los Jets, complica aún más la situación.

MARCO HISTÓRICO

Estados Unidos durante el curso de su historia fue sacudido por sucesivas oleadas  migratorias, expoleadas por causas religiosas, políticas o económicas, aparte de la emigración forzosa de africanos, reducidos a la esclavitud.  Esta inmigración ha afectado la demografía y la cultura del país.

El marco legal de 1790 vigente en Estados Unidos de América otorgaba la nacionalidad a toda “persona blanca de buen carácter”, con 2 años de residencia en su territorio. Entre 1820 y 1920, Estados Unidos recibió casi cuarenta millones de inmigrantes procedentes en su mayoría de Europa: inicialmente irlandeses y alemanes, más tarde italianos, austrohúngaros, británicos, rusos…El flujo migratorio originado en Europa continúa hasta la Segunda Guerra Mundial. A partir de los años sesenta del siglo XX, el grueso de la inmigración hacia Estados Unidos es latinoamericano. Méjico lidera la inmigración, acompañado por Cuba, Colombia o Argentina. A partir de los años setenta del siglo XX, la ola migratoria además de Méjico, viene de Asia: India, China y Filipinas. Durante los noventa aumenta la ola migratoria, Méjico continúa despuntando en la aportación de emigrantes, pero estos también proceden de China y otros estados asiáticos. Actualmente la mitad de los inmigrantes residentes en Estados Unidos proceden de Méjico y otros países de Latinoamérica y por regla general los inmigrantes actuales son más jóvenes que la población autóctona estadounidense.

Pese a que Estados Unidos es tierra de inmigrantes, la aparición de nuevos ciudadanos ha generado conflictos con los descendientes de los que llegaron antes. La utilización política de la xenofobia, surge casi desde la fundación de Estados Unidos: nace a mediados del XIX con un programa antiinmigración, creado por descendientes de colonos protestantes, molestos por la llegada de católicos alemanes e irlandeses. A finales del siglo XIX, estos irlandeses se enfurecieron con los italianos recién llegados y actualmente los descendientes de estos italianos respaldan con su voto el discurso antinmigración. Estas tensiones se han reflejado en distintas leyes como la de cuotas extraordinarias de 1921 y la Ley de inmigración de 1924, que tenían como finalidad la limitación de la inmigración de Europa del Sur y del Este, para favorecer la inmigración de Europa del Norte y del Oeste. Sin embargo en 1965 la ley Hart-Cellar Act abolía las cuotas racistas y en Estados Unidos se empezó a priorizar el orden de presentación de las solicitudes y la reunificación familiar.

Es comprensible, sin embargo, la actitud de los trabajadores locales hacia los emigrantes, ya que los nacionales se sienten amenazados por la competencia que representan los trabajadores emigrantes en el mercado laboral, que puede bajar los salarios y lesionar los derechos laborales adquiridos .

Los datos contrastados demuestran que los inmigrantes que viven actualmente en Estados Unidos y sus hijos impulsan la economía del país, incluso los ilegales. De hecho la evolución de la economía definirá el flujo migratorio en lo sucesivo. Todo depende si Estados Unidos precisará personal cualifícado, como los asiáticos, para las grandes empresas tecnológicas o a latinoamericanos sin estudios, para el desempeño de trabajos esenciales vinculados al campo o a la construcción. Las consecuencias, a nivel económico, de la expulsión de los inmigrantes, serían devastadoras.

En cualquier caso es imposible evitar la presión migratoria, sin eliminar las causas(persecuciones políticas y religiosas, guerras, hambrunas….)que la provocan.

SINOPSIS

Este drama está entreverado de innovadoras coreografías, integradas en la acción dramática, en la cual el ritmo latino, el jazz y las baladas románticas aluden a las diferentes situaciones planteadas.

Hay que enfatizar que el color adquiere una significación especial, ya que no solo realza los movimientos de los personajes durante los bailes, además el traje blanco que viste la pura y virginal María durante el baile, se transmuta en un vestido rojo tras la noche pasada con Tony, que evoca tanto la pasión vivida con su amado, como la muerte violenta de éste.

Mención especial merece la canción “América”, en la que se exponen las 2 caras de la emigración: por un lado la oportunidad de mejorar las condiciones de vida a través del consumismo, la modernidad y la libertad y por el otro la discriminación racial y la precariedad. Concretamente la escenificación de esta canción se desarrolla en una azotea, donde los puertorriqueños Sharks y sus novias debaten sobre sus vidas en Estados Unidos.

TRAILER

Crónica: Beatriz Recio Inés