El derribo de los edificios de Llimoner 21 y 23 en Los Palmerales de Elche se realizará antes de acabar el año

– El vicepresidente segundo de la Generalitat y conseller de Vivienda, Rubén Martínez Dalmau, y el alcalde de Elche, Carlos González, visitan el grupo de vivienda pública

– González ha asegurado que la “alianza con la Conselleria de Vivienda para mejorar sustancialmente el barrio de Los Palmerales es fundamental”

El derribo de los edificios de Llimoner 21 y 23 en Los Palmerales de Elche se realizará antes de acabar el año. Así lo ha anunciado el vicepresidente segundo de la Generalitat y conseller de Vivienda, Rubén Martínez Dalmau, al alcalde de Elche, Carlos González Serna, en una reunión de trabajo celebrada en el barrio de Los Palmerales, en la que también han participado la directora general de Vivienda, Elena Azcárraga, el director general de la Entitat Valenciana d´Habitatge i Sòl (EVha), Alberto Aznar, la subdirectora de Intervención Social de EVha, Helena Ferrando, la concejala de Urbanismo, Ana María Arabid, y el concejal de Igualdad, Mariano Valera.

En ella se ha hecho un repaso de las actuaciones que la Conselleria de Vivienda está desarrollando en Elche, donde “en los últimos años se han destinado 29,7 millones de euros, convirtiéndose en el municipio en el que más se ha invertido en actuaciones de regeneración urbana”, ha destacado Martínez Dalmau.

Por su parte, el alcalde de Elche ha trasladado al vicepresidente su “satisfacción” por el próximo derribo de los bloques 21 y 23 de Llimoners y por la intervención del ARRU de Los Palmerales porque “la mejora urbana y de las condiciones de vida de sus residentes es el gran éxito y resultado de esta actuación”.

Asimismo, González ha asegurado que la “alianza con la Conselleria de Vivienda para mejorar sustancialmente el barrio de los Palmerales es fundamental”. Y ha añadido que “las decisiones que ya se han tomado y se pueden ver y aquellas que se van a implementadas en el futuro son fundamentales para dignificar un barrio modesto, humilde, que tiene que tener calidad de vida y estándares apropiados para el conjunto de los vecinos”.

La actuación en el barrio de Los Palmerales se enmarca en el Plan de dignificación del parque público de la Generalitat y desde la vicepresidencia “tenemos que conseguir que la totalidad de las personas que residan en viviendas públicas tengan las mejores condiciones para desarrollar su vida”, ha insistido Dalmau.

En ese sentido, ha destacado que desde el Consell “tenemos que romper la dualidad entre riqueza y pobreza” y un paso importante va a ser el derribo de esos edificios de Llimoners, “unos bloques que manifiestan lo que no queremos que sea la vivienda pública, que manifiestan la precariedad y la falta de condiciones, para después poder avanzar en la regeneración del barrio”.

Los informes técnicos pusieron de manifiesto que estos bloques no eran recuperables, lo que los situaba en ruina económica. El pasado 29 de noviembre, el Consistorio declaraba el estado de ruina de la edificación y el 11 de diciembre Martínez Dalmau dictaminaba una resolución para ordenar su demolición, con un coste estimado de 242.000 euros. En la actualidad el proyecto de derribo está en fase de redacción.

Paralelamente, en la reunión también se ha informado que se va a reiniciar el procedimiento de realojo de los vecinos y vecinas de los bloques de Llimoners 25 y 27 con la idea de derribarlos a lo largo de 2022.

Éxito del ARRU

Martínez Dalmau ha resaltado “el esfuerzo que desde el Consell se está realizando por impulsar la regeneración urbana en el parque público de Elche”. En ese sentido, ha recordado los 2,5 millones de euros invertidos en el Área de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU) en Los Palmerales y cuyos trabajos acabaron el pasado mes de octubre.

Otro de los temas tratados en el encuentro han sido las cinco viviendas, con un coste de 304.076 euros, que la Conselleria ha adquirido en Elche a través del concurso de adquisición, compra directa a la Sareb y del ejercicio del derecho de tanto y retracto. A ello hay que sumarle otras seis cedidas por el convenio con CriteriaCaixa para atender casos de emergencia.

La reparación de reclamaciones de viviendas públicas (305.000 euros), la reparación de viviendas (363.000 euros), las ayudas de emergencia para la COVID-19 (315.925 euros) y la actuación urbana de reforma y modernización de la plaza Jardín de Andalucía, en el barrio del Toscar, (199.089 euros) completan el cuadro de inversiones de la Conselleria de Vivienda en Elche.

2021/03/09