La Conselleria de Igualdad abre este lunes, 8 de marzo, el plazo de participación ciudadana en la futura la ley de igualdad entre mujeres y hombres

– Oltra: “El objetivo es que esta ley tenga un impacto sobre la vida real de la gente, basándose en la redistribución de los recursos económicos, los usos del tiempo, de la participación, la paridad y la democracia”
– Mónica Oltra y Enric Nomdedéu se han reunido con la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha informado que este lunes, 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, “se da inicio a la audiencia previa a la ciudadanía para lo que queremos que sea la Ley de Igualdad entre mujeres y hombres en la Comunitat Valenciana”.

La vicepresidenta ha destacado que el objetivo es que esta ley “no sea meramente declarativa, sino que tenga un impacto sobre la vida real de la gente, sobre todo en el ámbito económico”.

Entre sentido, ha señalado el objetivo es que el texto recoja propuestas como medidas para “favorecer en la contratación pública o en la concesión de subvenciones a aquellas empresas que tengan órganos directivos o consejo de administración paritarios; que cuenten con planes de igualdad o que apliquen jornadas laborales reducidas de 32 horas o cuatro días de trabajo a la semana, por ejemplo”.

La vicepresidenta ha realizado estas declaraciones tras la reunión que ha mantenido esta mañana con representantes de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles (ARHORE), en la que ha estado acompañada por el secretario autonómico de Empleo y director general del Servicio Valenciano de Empleo y Formación (Labora).

Oltra ha explicado que este encuentro se enmarca dentro del contexto del 8M, puesto que la futura ley de igualdad tiene entre sus ejes “la redistribución de los recursos económicos, de los usos del tiempo, de la participación, la paridad y la democracia”, que “entroncan” con las propuestas que hace ARHORE sobre la “redistribución del tiempo, de los recursos económicos y los nuevos usos del tiempo”.

Asimismo, ha puntado que estos objetivos tienen mucho que ver con el “fomento de las masculinidades igualitarias así como con la corresponsabilidad y la conciliación”.

Durante la reunión, la vicepresidenta ha escuchado las propuestas que realiza la Comisión Nacional en esta línea, cuyos representantes le han trasladado su interés por participar en la audiencia previa de la Ley de Igualdad que se inicia hoy.

Asimismo, ha mostrado el respaldo del Consell a la próxima celebración de un congreso, probablemente con sede en València, que sirva como foro de “reflexión sobre cómo debemos redistribuir el tiempo y los recursos para tener unas relaciones más igualitarias entre mujeres y hombres”, una propuesta en la que junto con la Conselleria de Igualdad, está trabajando de forma transversal, la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo .

Proyecto piloto de reducción de la jornada laboral

En esta línea, el director general de Labora, Enric Nomdedéu, ha explicado que la propuesta de reducción de la jornada laboral que propone el Consell “se hace de la mano de los sindicatos y de la patronal y forma parte de lo que se entiende por la economía de triple balance: medioambiental, social y económico”.

En este sentido, ha señalado que se trata de un modelo económico que solo es posible si funcionan los tres balances, ya que “si no ganáramos medioambientalmente, si no ganamos socialmente en igualdad o si no fuera rentable económicamente no podría funcionar”.+, de ahí la importancia de la transversalidad de las medidas.

Nomdedéu ha explicado el proyecto piloto que propone su departamento, en el que “las empresas que voluntariamente quieran participar deben presentar un acuerdo con sus representantes sindicales y un proyecto de modernización de su sistema productivo, para el que pueden contar con la ayuda de la Generalitat,”

Por su parte, Labora ofrece “toda la formación que tiene actualmente en el mercado, con más de 800 cursos, además de los que se puedan añadir a petición de las empresas tanto para los trabajadores y trabajadoras como para los propias empresas”.

Asimismo, la Conselleria de Economía Sostenible cuenta con “una línea de ayudas a la contratación para los casos en los que la reducción de la jornada implica que se tenga que contratar a más gente; también proponemos una ayuda económica para las empresas que apuesten por esta fórmula para acompañarles en los primeros años, hasta que la práctica demuestre lo que la teoría nos dice, que es que trabajando mejor podemos trabajar menos horas”.

“Esa ayuda podría cubrir en lo largo de los primeros años y que podría cubrir un 100% del diferencial el primer año, un 50% el segundo y un 25% el tercero”, ha señalado.