LITERATURA | EL BESO QUE NO TE DI  O TERUEL TAMBIÉN EXISTE

LA AUTORA Y SU OBRA

Magdalena Lasala, (Zaragoza, 1958), escritora de trayectoria versátil, ha hecho incursiones en diferentes géneros.   Entre sus novelas se pueden citar: La estirpe de la mariposa, Maquiavelo: el complot, La cortesana de taifas, Doña Jimena. La gran desconocida en la historia del Cid, La casa de los dioses de alabastro y La última heredera. También ha publicado los poemarios Seré leve y parecerá que no te amo, La estación de la sombra, Todas las copas me conducen a tu boca, Vivir la vida que no es mía, Aquel sabor de lo invisible y Cartas en un semáforo rojo   .Por lo que respecta a su obra  de carácter fabulístico se pueden enumerar los siguientes títulos: Fábulas de ahora, Lo que el corazón me dijo o Las historias del Dragón Danzante. Ha sido galardonada con el Premio de las Letras Aragonesas en 2014 y forma parte de la Academia de Bellas Artes de San Luis.

ARGUMENTO

La novela trata de una pareja de amantes, Diego de Marcilla e Isabel de Segura, mundialmente conocidos como “Los amantes de Teruel”, a cuyo enlace se opone el padre de ella, Pedro de Segura, a causa de la escasez de medios económicos de Diego, procedente de una decadente familia aristocrática.

LOS PERSONAJES

En torno a los amantes se despliega toda una galería de personajes, que conforman todo un mosaico de la sociedad de aquel tiempo.  Elvira, la pupila con dotes proféticos, Lupa, la tierna nodriza con ancestros musulmanes, Meriem, la hermana de leche de Isabel, secretamente enamorada de Diego Marcilla, Raquel, el aya judía, con conocimientos de medicina, de Ysela, la madre de Isabel Segura…  Pedro de Segura, padre de Isabel, rico comerciante, merino, es decir, alto funcionario de la judicatura al servicio del Rey, además alcaide de Teruel, con ambiciones truncadas al carecer de hijo varón, una vergüenza en aquel tiempo, deposita sus esperanzas en lo que considera un matrimonio apropiado para su hija Isabel, un enlace que le asegure a la joven, la pertenencia a la nobleza y la fortuna. Isabel de Segura, de gran hermosura, inteligente, ilustrada, se opone al destino dispuesto para las mujeres de entonces, de sometimiento a la autoridad paterna y al matrimonio impuesto por el progenitorDiego de Marcilla, el más brillante entre sus hermanos, gallardo, sagaz, culto, no deja de ser el clásico segundón que no heredará ni el título nobiliario ni el patrimonio familiar, por estas circunstancias tendrá que redimir su condición por las armas, sirviendo al rey, Pedro de Aragón, 5 años en la guerra.  Pretende enriquecerse, luchando, en calidad de caballero, consiguiendo así tierras, propiedades y título nobiliario, para poder competir por la mano de Isabel.    Desafiando  la tradición ancestral que le atribuye un papel subordinado, en relación a su hermano primogénito, desea reescribir su propio destino.

APUNTES HISTÓRICOS SOBRE EL TERUEL DE FINALES DEL SIGLO XII, Y PRINCIPIOS DEL SIGLO XIII

La historia que se nos narra está enmarcada en el contexto de la reconquista de España, espoleada por la explosión demográfica en el orbe cristiano y la consecuente fundación y repoblación  de ciudades, como Teruel, para la consolidación y defensa de los territorios conquistados.

SINOPSIS

La autora, Magdalena Lasala, desgrana la narración, alternando las voces de Elvira, Isabel y Diego, mientras ilustra la influencia de las diferencias de clase y económicas en las relaciones amorosas, componiendo un vibrante fresco de la sociedad española a caballo entre los siglos XII y XIII.

En una era de tránsito, entre la alta y la baja edad media, se asiste al comienzo de la decadencia de la nobleza, representada por la empobrecida familia Marcilla y la irrupción de la pujante burguesía, simbolizada por la acaudalada familia Segura.  El sistema feudal comienza a presentar los primeros indicios de crisis, con la aparición del capitalismo, lo que desencadena conflictos entre la libertad individual, plasmada en el libre enamoramiento de Isabel Segura y Diego Marcilla y la presión social, reflejada en el matrimonio, de conveniencia, entre Isabel Segura y Pedro de Azagra, pactado por el padre de Isabel, Pedro de Segura.

La autora logra una interpretación compleja de la historia que cuenta, en absoluto reduccionista, exponiendo, en todo momento, las razones subyacentes en el comportamiento de  los personajes.

En definitiva, Magdalena Lasala, con su obra “El beso que no te di”, barajando conceptos religiosos o metafísicos, como la reencarnación y recurriendo a personajes arquetípicos, como Diego e Isabel, simbolizados por el Toro y la Estrella respectivamente, supera, con creces, la novela “Los amantes de Teruel”, de Hartzenbusch y  nos muestra como estos insignes amantes, Isabel y Diego, trascienden la Historia y logran la eternidad, incorporándose a la leyenda, en el imaginario colectivo, junto con Tristán e Isolda, Lanzarote del Lago y la reina Ginebra, Romeo y Julieta, Eloísa y Abelardo y Calixto y Melibea.

TRAILER

Crónica: Beatriz  Recio  Inés