CINE Y LITERATURA | LAS NORMAS DE LA CASA DE LA SIDRA 

EL AUTOR Y SU OBRA

John Irving, ha adaptado su novela “Principes de Maine, Reyes de Nueva Inglaterra”, en el guión cinematográfico “Las normas de la casa de la sidra”, llevada al cine en el año 1999 bajo la dirección de Lasse Hallström e interpretada por Tobey Maguire, Charlize Theron, Michael Caine, Delroy Lingo y Paul Rudd entre otros actores.

ARGUMENTO

El joven Homer Wells, se cría en el orfanato de St Cloud, tutelado por el doctor  Wilbur Larch, que le introduce en los secretos de la medicina.

LOS PERSONAJES

Homer, se adiestra como médico con la ayuda del doctor Larch.  Homer, fiel a la tradición hipocrática, se resiste a aceptar el aborto.  Piensa que la vida humana es valiosa en cualquier circunstancia. El desarrollo de los acontecimientos le obligará a reconsiderar su postura. Como  nunca ha salido de los límites del orfanato, hambriento de nuevas experiencias, desea explorar el mundo exterior y aprovecha la visita de una pareja acomodada al orfanato, para abandonar el centro.   Inmerso en la búsqueda de un proyecto vital, intenta encontrar su lugar en el mundo, pero acaba percatándose de su habilidad en la medicina, capacidad que siempre había  reconocido su mentor el doctor Larch.

El maduro doctor  Larch, que realiza abortos ilegales, considera la interrupción  del embarazo como un mal menor frente a otras opciones.  Argumenta que si a los adultos se les exige asumir las responsabilidades de la paternidad, también se les debe conceder el derecho a decidir si tener hijos o no.  El doctor se droga con éter.  Afectuoso y sobreprotector, considera que el mundo exterior, ajeno al orfanato, es una amenaza para Homer.

Mediante la confrontación de estas posturas antitéticas en torno al, siempre controvertido tema del aborto, se refleja una perspectiva multidisciplinar de la praxis médica aunque siempre bajo un prisma laico. No aparecen alusiones a las creencias o no creencias de ningún personaje.

Candy bella, desinhibida y sensual no acaba de adaptarse al encorsetamiento moral de la nueva Inglaterra de los años 30, seduce al joven Homer y  acaba inmersa en un triángulo amoroso con su prometido Wally y con el joven huérfano.

El apuesto y  acaudalado Wally, novio de Candy, atractivo oficial de aviación, se alista como voluntario en la segunda guerra mundial.  ¿Quizá quiere poner distancia a su relación con Candy?

La vida carece de manual de instrucciones, pero está trufada de normas sociales, desafiadas continuamente por los personajes, que acaban sufriendo las consecuencias de sus actos.

CONCLUSIÓN

Dos cuestiones fundamentales sobrevuelan la obra. ¿Qué es más importante la mera paternidad y maternidad biológica o la crianza y educación de un niño?  ¿Hay que defender la vida en cualquier situación?  La obra de Irving constituye una reflexión sobre el polémico  aborto, los abusos sexuales en el seno familiar y el poder fagocitante del impulso amoroso.

El discurso narrativo de la obra está entreverado con diversas subtramas como la segunda guerra mundial, el incesto, el primer amor, la pasión amorosa, la infidelidad, la familia, la paternidad, el tránsito a la madurez, el racismo, las drogas, la transgresión de las normas…

La historia no resulta maniquea en ningún momento, mirando con simpatía a los distintos personajes y constituye toda una invitación a enfrentar los avatares de la existencia y a disfrutar del presente.

La obra, especula sobre los límites de la medicina, al tiempo que reivindica la elección libre de la ruta vital en lugar de la adaptación a unas reglas pautadas por la sociedad, formulándose como una llamada a experimentar experiencias para forjar una moral propia.

TRAILER

Crónica: Beatriz Recio Inés