La hostelería y el comercio español crean una Alianza estatal para conseguir ayudas directas por covid-19

Ambos sectores reclaman a la Administración 12.500 millones en ayudas directas para solventar los problemas que les ha causado la pandemia.

Tanto el comercio como la hostelería de nuestro país han presentado este jueves la Alianza de Comercio y Hostelería de España. Esta es una plataforma creada para unir y agrupar a diferentes asociaciones de ambos sectores para exigir a la Administración ayudas directas por la pandemia del covid-19, además de otras medidas de apoyo ante el impacto de los cierres, el toque de queda y la caía de actividad social.

El representante de la Confederación Española de Comercio, Carlos Moreno y de la hostelera, Paula Nevado, ambos portavoces de la Alianza, han reclamado un total de 12.500 millones en ayudas directas urgentes para los establecimientos, empresas y comercios como una alternativa para evitar la avalancha de despidos y cierres.

En esta Alianza están presentes la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos (Acotex), Amicca, Asociación Nacional de Centrales de Compra y Servicios (Anceco), Confederación Española de Comercio (CEC), Comertia, Eurelia, Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos (FECE), además de Hostelería de España y de Marcas de Restauración, que representan principalmente a bares y restaurantes.

La Alianza calcula que la hostelería requiere 8.500 millones y el comercio 4.000, en forma de abono directo en cuenta de las empresas. El impacto de la crisis se ha traducido ya en una pérdida de 82.000 millones de euros en ingresos y medio millón de empleos destruidos, según señala Alianza. Unos 148.000 negocios ya han cerrado a causa de las restricciones provocadas por la pandemia del coronavirus. El sector comercial estudia presentar demandas a la Administración por las medidas de cierre acordadas, como ya han realizado diversas asociaciones de la hostelería.

“El objetivo de esta gran Alianza está siempre enfocada a la defensa de los intereses de ambos sectores y con el fin de evitar la destrucción de empresas, de empleos y la rotura de la cadena productiva”, señalaba y explicaba la portavoz de hostelería y secretaria general de Marcas de Restauración, Paula Nevado.

Para apoyar a dos sectores principales de la economía que suponen el 19,2% del PIB, 730.000 empresas y 4,9 millones de empleos, esta Alianza reclama el establecimiento de una mesa de negociación con la Administración para definir un plan de ayudas en cuatro líneas básicas en materia financiera, laboral, alquileres y fiscales.

En materia financiera reclaman el incremento del periodo de carencia en la devolución de los créditos en 12 meses y ayudas directas en proporción a la cantidad de pérdida de los ingresos. En materia laboral reclaman que los ertes se prolonguen hasta el 2021 como una vía para evitar despidos. En material de alquileres reclaman que se amplíe el periodo de protección jurídica para evitar los desahucios. Finalmente, en materia fiscal reclaman la reducción temporal del IVA y exenciones en el impuesto de actividades económicas, del PIB y otros impuestos locales.

“La situación es extremadamente grave y solicitamos una reacción urgente. Somos parte de la solución y todo pasa por regular y coordinar cómo vamos a desescalar esta tercera ola. Apelamos a la sensibilidad del Gobierno”, pedía Paula Nevado.

“Nos estamos jugando el futuro, si la hostelería y el comercio funciona, España va a funcionar. Llamamos a la inmediatez en la escucha, porque el no tomar medidas está provocando la muerte de muchas compañías y la pérdida de muchos empleos, ha recalcado Carlos Moreno y ha recordado que el diálogo con la Administración ha sido permanente desde el mes de marzo, pero no se ha logrado agilizar una batería de soluciones al estilo de Alemania.

 

Artículo: María Vecina / AFPRESS

Fotografías: Elisenda Pons, Alberto López, EFE y Damián Torres