La Policía Nacional detiene a un fugitivo buscado por las autoridades de Reino Unido por un delito de Tráfico de Drogas y tenencia de armas de fuego

Se ocultaba en la localidad de Jávea (Alicante)
  • Las autoridades inglesas habían dictado una Orden Internacional de Detención y Entrega para Extradición (OIDE)
  • El arrestado estaba pendiente de ser juzgado por un presunto delito de tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas de fuego, enfrentándose a una pena máxima de 20 años de prisión         

06-Febrero-2021.- Agentes de la Policía Nacional de Denia han detenido en la localidad de Jávea (Alicante), a un varón, de nacionalidad inglesa y de 48 años de edad, al que le constaba una OIDE (Orden Internacional de Detención y Entrega para Extradición) emitida por las autoridades del Reino Unido por un presunto delito de tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas de fuego.

Agentes de la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de Dénia recibieron una comunicación del Grupo de Fugitivos Internacionales de la Comisaría General de la Policía Judicial sobre un ciudadano británico al que le constaba una Orden Internacional de Detención dictada por las Autoridades del Reino Unido y que pudiera estar ocultándose en la provincia de Alicante.

Realizadas las primeras investigaciones sobre su paradero, los agentes localizaron su domicilio en la localidad de Jávea, donde se estableció un amplio dispositivo policial que permitió su detención.

Los hechos por los que se le buscaba tuvieron lugar en septiembre del año 2004 en la ciudad de Mancherter (Reino Unido), la policía de esa ciudad inglesa lo detuvo cuando realizaba un intercambio de droga en el interior de una camioneta, donde posteriormente intervinieron dos armas de fuego y una bolsa conteniendo sustancias estupefacientes como Diamorfina y Petidina. Cuando los agentes le tomaron declaración inicialmente negó tener implicación con los hechos pero más tarde, afirmó su participación.

El arrestado estaba pendiente de ser juzgado en su país por un presunto delito de tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas de fuego, enfrentándose a una pena máxima de 20 años de prisión.

Una vez detenido, fue puesto a disposición del Juzgado Central de Instrucción número Cuatro de la Audiencia Nacional que será el encargado de tramitar la Orden Internacional de Detención.