La Policía Local de Elche abre expediente sancionador a 173 infractores por vertidos incontrolados

  • Es el balance 2020 de la actividad que realizó la Unidad de Medio Ambiente de la Policía Local de Elche y se corresponde fundamentalmente con vertidos ilegales de restos de poda, escombros de obra y enseres
  • Las sanciones pueden alcanzar los 600€ en casos leves y los 300.000€ para los muy graves y el edil de Seguridad Ciudadana, Ramón Abad, recuerda a los infractores que existen puntos limpios, así como gestores autorizados para la retirada de residuos
  • La vigilancia en diversos puntos del término municipal, en coordinación con el negociado de Limpieza municipal y con la empresa URBASER, ha facilitado la identificación de los infractores

A lo largo de 2020, el plan de vigilancia sobre vertidos incontrolados, puesto en marcha por la Unidad de Medio Ambiente de la Policía Local, ha logrado identificar y sancionar a 173 particulares y empresas por infracciones de diversa índole y gravedad.

Partiendo de unos puntos preferentes de actuación y realizando seguimientos en otros puntos de manera itinerante, se han detectado mayoritariamente vertidos de poda, restos de obra y derivados de residuos industriales, sumando estos conceptos 128 expedientes de sanción.

De igual modo, se ha tratado de atajar algunos vertidos específicos como los de líquidos derivados de actividad comercial o aguas residuales, sumando 13 intervenciones por este motivo, así como aquellos referidos a residuos biológicos que deben seguir un protocolo de desecho más estricto.

Pese a contar con servicios específicos de recogida y tratamiento, el abandono de enseres y vertidos domésticos fuera de lugar habilitado han llegado a la treintena de identificaciones.

El edil de Seguridad Ciudadana, Ramón Abad, ha hecho un llamamiento al civismo para concienciar a la ciudadanía de la importancia de colaborar entre todos para mantener limpio nuestro término municipal.

Según Abad, “para poder seguir manteniendo nuestro término municipal limpio tenemos que poner todos de nuestra parte y acostumbrar a estas personas que persisten en estas actitudes incívicas; decirles que hay en nuestra ciudad puntos limpios, así como gestores de residuos autorizados que se encargan de la retirada de estos residuos”.

Sanciones

La mayoría de estas infracciones se han tramitado por la Ley 10/2000, de 12 de diciembre, de residuos de la Comunidad Valenciana, estableciendo multas de hasta 600 euros para las leves, salvo de residuos peligrosos que se eleva a 6.000 euros, de entre 601 a 30.000 euros para las graves, ampliando esta horquilla de los 6.001 a los 300.000 de tratarse de residuos peligrosos, así como la suspensión de autorizaciones de funcionamientos

El mayor problema en la tarea de vigilancia y control de vertidos reside en la gran extensión del término municipal ilicitano. Según la policía, los infractores suelen aprovechar puntos poco transitados o cercanos a los límites con otras poblaciones.

No obstante, la constancia de los Agentes adscritos a esta vigilancia e Inspectores de Limpieza municipales, ha permitido una mejora en el seguimiento de estos casos, con una rápida intervención en su limpieza por parte de URBASER y la tramitación de las denuncias por la Instructora.

05/02/21