La enfermera gestora de casos oncológicos de Torrevieja y Vinalopó incrementa un 30% el número de consultas durante la pandemia

  • Esta figura facilita atención continua tanto de forma presencial como telefónicamente a los pacientes con cáncer
  • Resuelven el 95% de las consultas sobre efectos secundarios de la quimioterapia, alimentación y gestiones administrativas por teléfono, evitando desplazamientos innecesarios al hospital. Pero insisten en la importancia de acudir a los controles, las pruebas diagnósticas y mantener los tratamientos bajo supervisión médica

Desde el pasado marzo, la actividad del personal de Enfermería, gestora de casos oncológicos en los Hospitales Universitarios de Torrevieja y Vinalopó, del grupo sanitario Ribera, ha visto cómo su actividad se ha incrementado un 30% respecto al mismo periodo del año anterior. “Un total de 1.966 pacientes han contactado para resolver dudas de carácter sanitario, tratamientos, manejo de efectos adversos o dudas de tipo administrativo”, explica Ana María Navarro, enfermera gestora de casos oncológicos.

Cuando un paciente escucha la palabra cáncer aparecen muchas preguntas, ansiedad, expectación y miedos, más aún en tiempos de pandemia como los que vivimos. Por este motivo, el grupo Ribera incorporó en 2018 en los hospitales universitarios de Torrevieja y Vinalopó la figura del enfermero/a gestor/a de casos en el Servicio de Oncología, con el objetivo de ofrecer una atención más cercana y personalizada, facilitar la resolución de dudas al paciente y convertirse en el eslabón entre ellos y el resto de profesionales de todas las especialidades involucradas en cada caso, participando y colaborando en la coordinación y gestión de los planes terapéuticos. Esta figura, que lidera Enfermería en cada centro, se ha implantado recientemente también en el Hospital Universitario de Torrejón y en el hospital Povisa de Vigo.

Los profesionales de Enfermería, gestores de casos oncológicos, coordinan y garantizan la continuidad de cuidados de estos pacientes también cuando están en casa y supone una mejora en la atención, puesto que es constante e individualizada. Cualquier consulta sobre los efectos secundarios de la quimioterapia, de la radioterapia, sobre la alimentación o el ejercicio físico durante el tratamiento, el pre-operatorio, la recuperación tras una intervención o sintomatología no identificada a priori por el paciente puede ser consultada con su enfermero/a gestor que, en la mayoría de los casos, ayuda a resolver estas inquietudes por teléfono o en la consulta, evitando el desplazamiento a otro servicio, incluso al hospital si el paciente está en casa. También facilita consejo y ayuda con cualquier trámite burocrático con el que el paciente encuentra algún obstáculo.

En más del 90% de los casos, los pacientes encuentran en la enfermera gestora de casos una respuesta al porqué del dolor que sienten, las náuseas, los vómitos o la disnea. “Muchas veces se percibe cómo el paciente o el familiar que llama al escuchar una voz al otro lado de la línea telefónica que le comprende y le da soluciones se relaja de inmediato”, explica.

Sobre la importancia de los controles

Y es que, más del 95% de las consultas de los pacientes oncológicos se logran resolver a través de esta figura evitando desplazamientos innecesarios, más a aún en el momento epidemiológico actual y en pacientes inmunodeprimidos. “Durante el estado de alarma vimos la necesidad de ampliar el horario de atención del call center, manteniéndolo activo durante 12 horas ininterrumpidas para resolver dudas y tranquilizar a los pacientes en tratamiento”, asegura la enfermera.

A pesar de la tranquilidad que da a estos pacientes poder resolver sus inquietudes por teléfono, los profesionales de Oncología del grupo Ribera insiste en la necesidad de que los pacientes acudan a sus revisiones, a las pruebas diagnósticas y de control pautadas y mantengan los tratamientos bajo supervisión médica.

A propósito de esto, la Asociación Española Contra el Cáncer ha publicado en su web un completo informe que alerta sobre el impacto sanitario del coronavirus en la atención hospitalaria a pacientes oncohematológicos.

4 de febrero de 2021