HISTORIA DEL CINE | LOS PARAGUAS DE CHERBURGO

LOS PARAGUAS DE CHERBURGO

Película francesa de 1964, del género musical, a la manera de una ópera popular, dirigida por Jacques Demy y protagonizada por  Catherine Deneuve, Nino Castelnuovo, Anne Vernon, Mireille Perrey, Marc Michel, Ellen Farner, Jean Champion, Pierre Caden y Jean-Pierre Dorat entre otros actores. La música fue compuesta por Michel Legrand.

La película, que se desarrolla entre 1957 y 1963, se divide en 3 partes: “la partida”, “la ausencia” y “el regreso”. Trata de la relación que se establece entre 2 jóvenes: la tierna, ingenua y hermosa Geneviève, dependienta de una tienda de paraguas y el joven Guy, mecánico. Este vínculo amoroso se ve truncado porque Guy es reclutado para la Guerra de Argelia.

En la película sobresalen 2 personajes.   La joven y  bella  Geneviève, al principio está indecisa entre los impulsos amorosos que le despierta el joven Guy, ausente, en la Guerra de Argelia y la seguridad económica y estabilidad que le puede proporcionar  Rolando, un acaudalado joyero, enamorado de ella . Este conflicto psicológico ilustra la sempiterna lucha entre corazón y razón.

Guy, cegado por el amor que le inspira  la hermosa Geneviève, a la que se resiste a olvidar, ahoga sus penas en alcohol y se refugia finalmente en los brazos de Madeleine, la enfermera que cuida a la tía de Guy, anciana postrada en el lecho del dolor.

“Los paraguas de Cherburgo”   reflexiona sobre el peso de los sentimientos, el paso del tiempo y otras circunstancias que afectan a las relaciones amorosas: la guerra, las presiones familiares y sociales y el condicionamiento económico.

El maestro Demy, utiliza escenarios de estudio, explotando los colores fuertes, vistosos y vibrantes, la moda de la época y una música, en apariencia ligera, para hablar de asuntos serios y graves.   El color, particularmente, adquiere un poder simbólico, pautando el ritmo de las estaciones del año a través de colores vivos y cálidos, asociados a la primavera y al verano del amor en la primera parte, que dejan paso a una paleta más fría en el otoño de “la ausencia” durante la segunda parte, desembocando en los tonos gélidos del invierno presente en la postrera despedida de los amantes en la tercera parte de la película.

“Los paraguas de Cherburgo”, en definitiva, constituye una apuesta arriesgada del director francés, que homenajea a los musicales clásicos de Hollywood, reinventando y actualizando la ópera.

La situación de dependencia económica y el cuidado de la prole, a que se ve abocada  frecuentemente la mujer, dadas las desigualdades de clase y de género en las sociedades actuales, han forzado reiteradamente a ésta, a decantarse por el interés económico en detrimento del amor, a la hora de elegir pareja.

TRAILER

Crónica: Beatriz Recio  Inés