CINE Y LITERATURA | LA OSCURA HISTORIA DE LA PRIMA MONTSE O EL PROBLEMA CATALÁN

EL AUTOR Y SU OBRA

Juan Marsé, nacido en Barcelona en 1933, desarrolla su fecunda trayectoria literaria desde 1959.  Entre sus novelas se pueden citar “Últimas tardes con Teresa”, “El amante bilingüe”, “Canciones de amor en Lolita’s Club”, “La muchacha de las bragas de oro” además de“La oscura historia de la prima Montse”, publicada por primera vez en 1970.

ARGUMENTO

La novela trata de Montse, una joven procedente de la burguesía catalana, militante en la orden seglar de las Visitadoras, que, durante su labor de voluntariado social, conoce a un joven recluso, al que intenta regenerar, una vez excarcelado . Las maniobras realizadas por la familia de la muchacha, para evitar la relación sentimental entre ésta y el ex presidiario, desencadenan un desenlace funesto.

LOS PERSONAJES

En “La oscura historia de la prima Montse”  destacan varios personajes:   Paco Bodegas, el narrador, autodefinido como el “pariente pobre” de los Claramunt, acaudalados fabricantes de tejidos de seda, afincados, desde 3 generaciones, en el barrio de Gràcia, Barcelona. Paco es hijo de un actor cordobés y de Conchi Claramunt . Medio catalán, medio Charnego, trabaja como ayudante de dirección y reside en París, contemplando, desde la distancia espacio-temporal, la evolución de los acontecimientos, termina por convertirse en la voz de la conciencia.  Al regresar a Barcelona y reencontrarse con su prima Núria, comienza a evocar un pasado, que les marcó para siempre.

Mientras la familia Claramunt adopta las formas externas de la doctrina cristiana, Montse Claramunt, prima de Paco, asume el fondo de esta religión, en lo que implica de entrega a los demás y de amor, incondicional, al prójimo. Idealista, religiosa, ingenua, demasiado bondadosa para este mundo, acaba sacudida por la tragedia.

El presidiario Manuel, de origen murciano, de baja extracción social, exdelincuente, desconfiado, ateo, maleado por la vida, atractivo, aprovecha la fascinación y el poder que ejerce sobre Montse, para intentar mejorar su propia situación. Aspira  a encontrar un empleo,merced a los contactos familiares de ésta, por lo que acaba cediendo ante las  presiones familiares y traiciona a la joven.

El entorno familiar de Montse rechaza el vínculo de ésta con el ex presidiario pero, es comprensible  que todos los padres quieran lo mejor para su progenie y un ex convicto, no parece, a priori, la mejor opción, pese a la postura, sesgada, del autor en este sentido.

Núria, hermana de Montse, está plenamente integrada en el clan familiar de los Claramunt, compartiendo su modus vivendi y operandi. Está casada con Salvador Vilella, que ostenta un cargo importante en la Diputación, y es la amante, esporádica, de Paco, aunque  hastiada de su marido, se resiste a abandonar a éste, para no perder la seguridad  que le proporciona su matrimonio.

Salvador Vilella, consumado arribista, utiliza todos los medios a su alcance para ascender en la escala social, constituye un notable ejemplo de chaquetero, que orienta su filiación ideológica en función de su conveniencia.

SINOPSIS

En esta novela, en cuya trama se entrelazan dos tiempos,1960 y 1970, Marsé fustiga, sin piedad, a la endogámica burguesía catalana, aferrada a sus privilegios de clase y por tanto, refractaria al mestizaje, al mostrar la firme oposición de la familia Claramunt a la relación amorosa entre Montse y un  ex presidiario murciano.

Tanto en esta novela como en “Últimas tardes con Teresa” y en “El amante bilingüe” se describe la atmósfera malsana que ha posibilitado el conflicto catalán, es decir, el enfrentamiento entre dos clases sociales antagónicas, condenadas a no entenderse: la burguesía catalana y el proletariado emigrante.

En el contexto actual, la invocación a una diferencia histórica y lingüística, por parte del sector independentista, esconde la defensa de unos intereses económicos, ya que  la Constitución Española, en el artículo 2, garantiza una solidaridad interterritorial, que los independentistas catalanes se niegan a acatar, lo que no manifiestan, por cierto, en sus enardecidas soflamas.

Por otro lado se entiende la legitimidad de luchar por los intereses propios y quizá la solución pase por un pacto de mínimos entre las partes constitucionalista e independentista y por la cristalización del estado en un modelo  federal, en el que Cataluña pueda encajar, creando un espacio común, favorable a la convivencia, en el que tanto los catalanes de cuna, como los de adopción, gocen de los mismos derechos.

De talante anticlerical, Marsé no ahorra críticas a la Iglesia católica, a la que considera una aliada de la Burguesía . Alineándose   con la concepción marxista de la religión como opio del pueblo, la acusa de manipular la conciencia de los trabajadores para  frenar sus reivindicaciones .  Y , en parte, tiene razón si se refiere a un área concreta de la Iglesia, la digamos, “oficial”. No obstante “olvida” mencionar el papel, social, desempeñado por otra sección de la Iglesia, reflejada en los curas obreros, las comunidades eclesiales de base, la teología de la liberación… Aunque si hace alguna referencia al “aggiornamento” del Concilio Vaticano II.

En conclusión, el poso de amargura, que subyace en ésta y otras novelas de Marsé, por otra parte excelente fabulador y recreador de ambientes, delata un profundo malestar, acompañado de un intenso resentimiento a causa de las desigualdades sociales y económicas, que convierte a  esta obra en un verdadero ajuste de cuentas contra cierto sector de la sociedad catalana.

El autor, en definitiva, pese a las gotas de mordacidad que sazonan su obra, proyecta  una visión desencantada y pesimista de la existencia .

Sobre esta novela se ha basado una película homónima de  1977, dirigida  por Jordi Cadena  e interpretada  por Ana Belén, Ovidi Montllor, Xavier Elorriaga, Christa Leem y Mirta Miller, entre otros actores, que, en líneas generales, resulta bastante fiel al espíritu de esta obra.

TRAILER

Crónica: Beatriz  Recio  Inés