La Policía Nacional ha detenido en Benidorm a un fugitivo neerlandés buscado por delito de estafa de 450.000 euros

  • Las autoridades de su país habían dictado una Orden Europea de Detención y Entrega
  • En el momento de la detención el prófugo hacía uso de un coche de alta gama y vestía ropa de firmas de lujo              

29-enero-2021.- Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Benidorm han detenido a un fugitivo de nacionalidad neerlandesa y 51 años de edad buscado por las autoridades de su país y sobre el cual pesaba una Orden Europea de Detención y Entrega emitida por Países Bajos el mes de octubre del pasado año.

El fugitivo ha sido localizado por agentes del Grupo VI de Policía Judicial de la Comisaría de Benidorm.

La investigación comenzó cuando llegó hasta el Grupo VI de Policía Judicial de la Comisaría de Benidorm una información en la que se comunicaba que una persona podría estar usando documentación falsa en su día a día y que podría tratarse de una persona sobre la que pesaba una Orden Europea de Detención.

Los investigadores localizaron al sospechoso que inicialmente, se identificó mediante un carné de conducir español, pero los agentes pudieron comprobar que el mismo fue obtenido de forma fraudulenta con documentación falsa y gracias a la toma de las huellas lofoscópicas pudieron revelar su verdadera identidad.

El grupo de investigación solicitó las huellas digitales de la persona sobre la que interesa la Orden Europea de Detención a SIRENE (Supplementary Information Request at the National Entry / Solicitud de Información Complementaria a la Entrada Nacional) con el fin de compararlas con las del sospechoso.

Una vez recibida la información, la Brigada Local de Policía Científica, pudo cotejar las huellas del sospechosos con las recibidas de SIRENE, y determinó que sin duda alguna se trataba de la misma persona. Al arrestado se le acusa de un delito de estafa de 450.000 euros y por estos hechos ha de ser juzgado en su país. En el momento de la detención el prófugo hacía uso de un coche de alquiler valorado en 70.000 euros, iba vestido con ropa de firmas de lujo y tenía en su poder una tarjeta Gold American Express de metal y una tarjeta N26 de metal.

El detenido, que ya había pasado por prisión en nuestro país, fue puesto a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, encargado de llevar a cabo los trámites necesarios para el cumplimiento de la euroorden.