El sector turístico espera salvar la temporada de verano si se acelera la vacunación

Se espera que en mayo puedan llegar entre 20 y 25 millones de turistas europeos si la vacunación en esos países avanza al ritmo esperado.

El sector turístico ha mostrado su preocupación al Gobierno por la necesidad de recuperar las pérdidas ocasionadas este último año en la temporada de verano. Esperan que se aceleren los calendarios de vacunación contra el coronavirus para que un 70% de la población este protegida antes del verano y tratar de salvar una parte de la actividad.

El presidente de la Mesa de Turismo, Juan Molas, se ha mostrado optimista en relación a la evolución de la vacuna, puesto que Reino Unido es el principal emisor de turistas a España y el desarrollo de la cura va a buen ritmo en el país. En el mes de marzo habrá unos 15 millones de personas vacunas que ya podrán viajar a otros países.

Del mismo modo, si hay una media de entre 100 y 120 millones de europeos vacunados en este primer semestre, se puede aspirar a que lleguen de 20 a 25 millones de visitantes a mediados de mayo, según Molas. También ha recalcado que España es uno de los países más seguros para viajar y uno de los principales competidores del Mediterráneo.

Para extender al máximo la vacunación piden que se utilicen “todos los recursos e imaginación”, movilizando incluso a la sanidad privada y al ejército, y siendo el sector turístico uno de los colectivos prioritarios. Asimismo, exigen que se admitan pruebas de antígenos para quienes entran en España, un certificado de vacunación que facilite la movilidad y la coordinación entre las administraciones autonómicas y en el seno de la UE.

EXTENSIÓN DE LOS ERTE

Con 65.000 millones de euros de pérdidas en el sector hostelero, es prácticamente imposible mantener la totalidad de las plantillas por lo que, abogan por eliminar dicha cláusula.

Los representantes del turismo demandan que se incluya todo lo exigido en el Plan de Recuperación para que pueda beneficiarse de los fondos del Next Generation europeo, una reducción del IVA al 5% hasta final de 2022 y, como se ha recalcado anteriormente, la ampliación de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) durante todo el 2021 y ayudas directas para compensar la caída de la actividad.

En cuanto a las ayudas directas incorporan también la deducción por ley de alquiler de locales durante un periodo de 12 meses y otras a la financiación mediante la flexibilización y la ampliación de los plazos de carencia y de amortización de los créditos. Las ayudas cifran en torno a los 8.500 millones.

 

Artículo: María Vecina / AFPRESS

Fotografías: Alberto López, EFE y David Revenga