Reino Unido notifica una de sus cifras más altas por COVID-19 y restringe la entrada de viajeros de América del Sur ante la variante brasileña

El Ministerio de Sanidad tiene registrados 3.316.019 casos y 87.295 fallecidos desde el inicio de la pandemia de coronavirus. Más de 37.000 pacientes permanecen ingresados en hospitales, unos 3.600 de ellos con respiración asistida.

El balance de los efectos de la pandemia por coronavirus en Reino Unido se ha actualizado en el día de hoy con 55.761 casos y 1.280 muertes más, cifras que aún están cerca de los niveles máximos registrados este mismo mes, pero en las que se comienza a atisbar un ligero efecto de las medidas de contención adoptadas en las últimas semanas.

El primer ministro británico, Boris Johnson, apeló esta semana a la cautela, pero reconoció que se estaba comenzando a percibir cierto signo de mejora en los datos de contagio. El ritmo de crecimiento del virus aún se sitúa entre 1,2 y 1,3 a nivel nacional, pero en el caso de la capital, donde las restricciones se impusieron antes, el dato cae entre 0,9 y 1,3. Sin embargo, aun deberán pasar semanas antes de que pueda aliviarse la presión hospitalaria y el Gobierno se teme que los datos sigan empeorando hasta febrero. La situación en la capital ha llegado a tal punto que algunos pacientes han sido trasladados desde Londres a Newcastle, casi a 500 kilómetros de distancia, según afirma el periódico The Guardian.

Johnson ha pedido a los ciudadanos que no se desplacen este fin de semana y que restrinjan al máximo sus movimientos, también en un intento de ganar tiempo mientras avanza el plan de vacunación. Ya han sido vacunadas más de 3,2 millones de personas, de las cuales unas 443.000 han recibido ya la segunda dosis, según señala el Ministerio de Sanidad.

NUEVA VARIANTE COVID-19

Antes la nueva variante procedente de Brasil, el Gobierno de UK ha tomado la decisión de prohibir la entrada al país de los viajeros provenientes de América del Sur, Panamá, Portugal y Cabo Verde (África) a partir de este viernes debido a las preocupaciones sobre el crecimiento de contagios.

Los ciudadanos británicos e irlandeses y los extranjeros con derechos de residencia en Reino Unido aún podrán viajar al país, pero deberán aislarse durante 10 días, señaló el secretario de Transporte de UK, Grant Shapps. La prohibición se aplica a los vuelos provenientes de Argentina, Brasil, Bolivia, Cabo Verde, Chile, Colombia, Ecuador, Guayana Francesa, Guayana, Panamá, Paragua, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Esta nueva variante del coronavirus que suscitó las restricciones de Reino Unido fue detectada en la ciudad de Manaos, la capital del estado brasileño del Amazonas. Numerosos científicos de grandes instituciones como el Imperial College de Londres y la Universidad de Oxford, ambas en Inglaterra, y el Instituto de Medicina Tropical de la Universidad de Sao Paulo, en Brasil, publicaron un artículo este miércoles describiendo los casos de esta nueva variante, que se denominó P.1 y que podría hacer que el coronavirus sea más contagioso.

Lo que llama la atención de esta nueva variante del COVID-19, es que los cambios se produjeron en los genes que codifican la espícula viral, la estructura que se encuentra en la superficie del virus y que le permite invadir las células de nuestro organismo.

 

Artículo: María Vecina / AFPRESS

Fotografías: Anna Shvets y rvte