ÚLTIMA HORA | Asalto al Capitolio de los Estados Unidos en Washington por los partidarios de Trump

Biden pide a Trump que “cumpla con su juramento de defender la Constitución” y “pida el cese del asalto” después de que miles de personas hayan irrumpido en el Capitolio de forma violenta

Momento inimaginable para la historia y democracia de Estados Unidos. Miles de seguidores de Donald Trump han interrumpido en el Capitolio de Washington para tratar de impedir la ratificación de los resultados de las elecciones del 3 de noviembre. El edificio, que alberga las dos cámaras del Congreso de Estados Unidos, está siendo tomado por numerosos asaltantes y las autoridades podrían haber avisado a las Fuerzas Armadas para expulsar a los seguidores de Trump. El Departamento de Defensa se ha negado, por el momento, a adoptar esa medida.

La revuelta o rebelión, como muchos la consideran, ha destrozado ventanas, puertas, y cristales, y ha intentado introducirse en la sala del Pleno de la Cámara de Representantes. La policía tiene listas las armas para abrir fuego contra los manifestantes si fuera necesario, según señalan fuentes acreditadas dentro del edificio.

El asalto se ha producido después de que Donald Trump se dirigiera a decenas de miles de seguidores, concentrados frente al Capitolio, y declarara ante la multitud que Joe Biden iba a ser “un presidente ilegítimo”. El jefe del Estado y del Gobierno en que el vicepresidente, Mike Pence, podía anular el resultado de las elecciones. A pesar de las insistentes acusaciones, Pence, que presidía la sesión, se negó a hacerlo por la ilegalidad que dichos hechos conllevaban.

Hasta el momento, se ha confirmado ya varios heridos en la revuelta. Una mujer se encuentra en estado crítico tras recibir un disparo en el pecho, según informa Reuters. Las imágenes muestran a una mujer siendo trasladada al hospital en camilla con una fuerte hemorragia mientras se escuchaban gritos referidos al sonido de los disparos, según recoge EFE.

El asalto al Capitolio es podría ser considerado rebelión o sedición que conlleva penas de 10 a 20 años de cárcel. El Código Penal Federal de Estados Unidos contempla penas de hasta 20 años para la conspiración sediciosa para cualquiera que conspire contra la constitución y la democracia.

El presidente de los Estados Unidos ha recurrido a Twitter para lanzar un mensaje a sus seguidores: “Id a casa, os amamos, sois muy especiales”. Aunque, sigue insistiendo en que las elecciones del 3 de noviembre no fueron más que un “robo”. “Sé que estáis dolidos: hubo una elección que se nos robó. Era una elección ganada por mayoría, todos lo saben, especialmente los otros (los demócratas)”, acusaba Trump a través de las redes sociales.

También el presidente electo, Joe Biden, ha utilizado Twitter para denunciar las terribles imágenes que se están produciendo actualmente: “América es mucho mejor de lo que estamos viendo hoy”. Biden condena los asaltos y pide a Trump que cese la rebelión al Capitolio de los Estados Unidos.

Apenas 30 minutos para que se cumpla el toque de queda en Estados Unidos y la situación queda muy lejos de estar controlada. El toque de queda decretado por la Alcaldía de Washington DC parece quedar a un segundo plano, mientras los asaltantes continúan apelotonándose en las calles e irrumpiendo en el edificio.

Algunos de los seguidores portaban banderas confederadas con un arma de asalto en ella y con un lema tradicional de la Asociación Nacional del Rifle: “Come and take it” (Ven y cógela), una de las amenazas habituales de los defensores de las armas. Las banderas representaban a los estados sureños esclavistas durante la Guerra de Secesión.

La violencia, el caos, el miedo y el desorden público se ha apoderado de las calles y los americanos están viviendo una estampa que jamás había ocurrido en los dos siglos y medio de historia de los Estados Unidos de América.

 

Artículo: María Vecina / AFPRESS

Fotografías: María Sánchez Díez, Reuters Latam y New York Magazine

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.