ÚLTIMA HORA | La Comunidad Valenciana adelanta el toque de queda a las 22h y el cierre de la hostelería a las 17h

El 2021 comienza con altas cifras de nuevos contagios y con la presión hospitalaria rozando el colapso

El president de la Comunitat Valenciana, Ximo Puig, ha convocado hoy una reunión de la comisión interdepartamental para la prevención y actualización frente a al Covid-19 para analizar los últimos datos y estudiar la posibilidad de aplicar nuevas medidas, según han informado fuentes cercanas a la presidencia valenciana.

Tanto Puig, como la consellera, Ana Barceló, ya mantuvieron una reunión el pasado lunes para analizar la situación actual de la pandemia en el territorio y el ritmo de vacunación. Además, el titular de Sanidad también ha participado vía online en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS).

LAS HOSPITALIZACIONES CRECEN UN 52%

Los últimos datos facilitados por la Consellería de Salud, apuntan que en solo dos semanas se ha observado un descontrol de la pandemia en la Comunidad Valenciana con un aumento hasta del 52% de las hospitalizaciones. Las incidencias acumuladas también han crecido un 17% y se han registrado 196 muertes en una semana.

La comunidad ha registrado 3.930 nuevos casos confirmados por covid-19 a través de una PCR o de test de antígenos desde la última actualización, lo que sitúa la cifra total de positivos en 155.344 personas. Por otro lado, se han registrado 85 fallecimientos por coronavirus desde la última actualización, por lo que el total de defunciones desde el inicio de la pandemia es de 3.116 personas.

A causa de las nuevas cifras, el presidente de la Generalitat ha anunciado nuevas restricciones sanitarias, como el mantenimiento del cierre perimetral de la Comunidad Valenciana hasta el 31 de enero o de la hostelería a partir de las 17 horas.

Se amplían también restricciones como la de fumar en las terrazas, sin ninguna excepción. Las mesas de terrazas e interiores de locales de hostelería solo podrán estar ocupadas por un máximo de cuatro personas, aunque se mantiene el límite de seis para encuentros familiares y sociales. En cuanto al aforo de los comercios, que hasta ahora estaba fijado en el 50%, se reduce aún más dejándolo en el 30% a excepción de supermercados, peluquerías, ópticas o farmacias, entre otros locales de primera instancia.

Por otro lado, se confinará perimetralmente a un total de 26 municipios, entre los que se encuentran Xàtiva, Canals, Llíria, Ontinyent y Alcoy. Ninguna de las tres capitales de la comunidad estará confinada, con lo que se podrá salir y entrar de estas ciudades. Sin embargo, los municipios que sí quedarán confinados durante 15 días, tendrán que cerrar todos los centros sociales, casinos, gimnasios y parques, así como toda actividad de bares y restaurantes, que solo podrán operar vendiendo a domicilio. Velatorios y bodas tendrán un aforo de 15 personas al aire libre y de 10 en espacios cerrados.

La Consellera de Sanitat ha sido muy crítica con las actitudes irresponsables de los ciudadanos que no has respetado las normas de seguridad: “No se han respetado todas las medidas, a pesar de ser las más duras”, lamentaba Barceló. “No estamos en un estado policial, sino en una sociedad democrática”, sentenciaba la consellera apelando a la responsabilidad individual de la sociedad.

Muchas empresas hosteleras califican de criminalización las nuevas medidas contra su sector en las que deben cerrar sus negocios a las 17h de la tarde. Estas entidades han criticado en un comunicado las medidas vigentes hasta el 31 de enero, “han vuelto a aprobarse sin que se hayan contemplado las llamadas de socorro que el sector en bloque de toda la Comunidad Valenciana lleva haciendo desde hace meses ante la falta de ayudas y de respuestas a las múltiples peticiones de diálogo realizadas”.

“Las restricciones suponen un golde de estado contra una hostelería abocada a la ruina desde hace prácticamente un año y que, a pesar de haber sido una de facciones más perjudicadas económicamente a lo largo de esta pandemia, sigue sin recibir ayudas ni compensación para los 35.000 establecimientos que la componen y las miles de familias que de ella dependen”, reprochaba la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia.

 

Artículo: María Vecina / AFPRESS

Fotografías: Àlex Garcia, Ó Chamorro, Michael Dantas, gva y AP