Máximo y mínimo de las pensiones y otras prestaciones a partir del 1 de enero

Los Presupuestos Generales del Estado de 2021 entran en vigor este viernes 1 de enero, con el aumento del 0,9% de las pensiones, del 1,8% de las no contributivas y el alza del 5% del IPREM muy relevante para muchas ayudas y subsidios

El 2021 comienza con la entrada en vigor de los nuevos Presupuestos del Estado, los primeros del Gobierno del presidente Pedro Sánchez. El Ejecutivo ha logrado el despliegue de unas cuentas públicas a partir del 1 de enero, algo que debería ser lo normal, pero que no sucedía desde el año 2016. El mes de enero comienza con la revalorización de las pensiones con el aumento del 0,9% y del ingreso mínimo vital del 1,8% y de muchas otras prestaciones.

Entre las muchas partidas, la de las pensiones públicas es una de las más relevantes por el elevado número de beneficiarios dependiente de este pilar social. En la línea acordada para la previsión de una inflación para el 2021, ya ha entrado en vigor el aumento general acordado de las pensiones. Por ejemplo, en una pensión de unos 1.170€ al mes, el alza supondrá sumar casi 11€ al mes.

Este incremento, sitúa la pensión máxima en 2.707,49€ mensuales en 14 pagas distintas que conforman los 37.904,86€ anuales. En caso de que una persona reciba más o menos pensiones públicas, la suma del importe anual íntegro de todas ellas, no podrá superar este límite. Las pensiones mínimas, dependen del tipo de prestación y de las características de cada beneficiario:

En el caso de las pensiones de jubilación contributivas, la más reducida cuando el beneficiario tiene 65 o más años alcanza los 654,6€ mensuales. Cuando el titular de la pensión tenga menos de 65 años, la mínima es en ese caso de 609,0€ al mes.

La pensión de viudedad más baja es la que reciben los beneficiarios con menos de 60 años, queda en los 522,5€ mensuales. La mínima para las personas de entre 60 y 64 años alcanza los 645,3 y los de más de 65 o las personas con discapacidad igual o superior al 65% llega a los 689,7€ al mes.

Entre las pensiones de incapacidad permanente, la más baja de las pensiones de invalidez es de 981,19 cuando la persona beneficiaria no tiene cónyuge a cargo. La mínima entre las pensiones absolutas alcanza los 654,6€ mensuales entre las pensiones de incapacidad permanente total es de 504€ al mes, si el beneficiario es una persona de menos de 60 años y la incapacidad está derivada de una enfermedad común.

La pensión mínima de orfandad es de 210,8€ al mes por beneficiario y de 417,4 mensuales si el beneficiario es menor de 18 años con una discapacidad o grado igual o superior al 65%. En la orfandad absoluta el mínimo se incrementará en 7.315,00€ al año distribuidos entre los beneficiarios.

Jubilarse a los 66

A partir del mes de enero de 2021, los trabajadores que quieran jubilarse con el 100% de la pensión tendrán que tener 66 años cumplidos de acuerdo con la reforma de las pensiones acordada por el Gobierno que lideró el presidente José Luís Rodríguez Zapatero y los agentes sociales en 2011.

Esta reforma estableció un periodo transitorio desde 2013 hasta 2027 para elevar la edad de jubilación de 65 a 67 años de reforma paulatina. En 2020 la edad legal se situaba en 65 años y 10 meses, y en 2021 pasará a ser hasta los 66 años. Los que quieran jubilarse con 65 años en el 2021 tendrán que tener cotizados un mínimo de 37 años.

 

Artículo: María Vecina / AFPRESS

Fotografías: Reforma, Alejandro Perdigones y Alejandra Olcese