La Policía Nacional ha desmantelado un grupo criminal responsable de haber cometido siete robos con fuerza en establecimiento y uno en interior de domicilio en Alicante

La actividad delictiva era su único «modus vivendi»
  • Los investigadores contaron con la colaboración de los comercios cercanos aportando las imágenes de las cámaras de seguridad, que sirvió para facilitar la identificación de los presuntos autores gracias a la labor de Participación Ciudadana
  • Los detenidos ya contaban con numerosos antecedentes policiales por hechos similares y una vez puestos a disposición judicial se decretó el ingreso en prisión de dos de ellos
  • En los registros los agentes intervinieron múltiples herramientas para los robos, así como cerraduras para el entrenamiento de apertura de las mismas          

01-diciembre-2020.- La Policía Nacional ha detenido en Alicante a tres personas de nacionalidad española, como presuntos autores de siete delitos de Robo con Fuerza en establecimientos y uno por Robo con Fuerza en domicilio, los cuales componían un grupo criminal perfectamente estructurado.

Agentes del Grupo Operativo de Policía Judicial de la Comisaria de Distrito Centro iniciaron una investigación debido a la existencia de varias denuncias por delitos contra el patrimonio en los últimos meses especialmente en establecimientos de hostelería con el fin de atajar y esclarecer este tipo de infracciones, de esta forma se llevó a cabo un seguimiento específico y un análisis pormenorizado por parte de este grupo de las denuncias recibidas.

Muchos de los delitos presentaban similitud en su comisión, como en una franja horaria especifica, los lugares violentados eran siempre establecimientos comerciales (especialmente bares), a los que accedían siempre forzando la puerta de la entrada, concretamente la cerradura, portando guantes, cubriendo total o parcialmente su rostro y siendo siempre sustraído el dinero en efectivo.

Fruto de una larga investigación por parte de los agentes en las que se tomó declaración a las víctimas, visionados de imágenes, tanto de los establecimientos asaltados como de los establecimientos cercanos que poseían cámaras y que pudieran ayudar a la resolución de estos ilícitos, se pudo dar con la identificación de un grupo de jóvenes con numerosos antecedentes policiales y conocidos delincuentes habituales por los agentes investigadores, siendo un grupo criminal muy organizado siendo la actividad delictiva su único “modus vivendi”.

Se realizaron dos registros en los domicilios de dos de los detenidos interviniendo los agentes herramientas utilizadas para los robos como espadines, destornilladores y otros utensilios para la apertura de puertas, manuscritos, cerraduras para el entrenamiento de formas de apertura de puertas y esquemas, además de la ropa utilizada en varios robos con fuerza.

Los detenidos, de 27 y 28 años de edad, ya contaban con numerosos antecedentes policiales por hechos similares y fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Alicante decretando el ingreso en prisión de dos de ellos.