El servicio de atención psicológica ha aumentado sus cifras desde la llegada del Covid-19, según el CIS

Hay quienes afirman que antes de la pandemia ya acudían a profesionales debido a su estado de ánimo o situación emocional, pero las cifras se han incrementado desde la aparición del coronavirus en el mes de marzo.

Ya lo afirmaba el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, que el servicio psicológico del Ministerio de Sanidad conjuntamente con el Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos en España, han atendido a más de 13.000 personas que han presentado estrés o malestar por la situación sanitaria. Una media de 230 llamadas al día, en las que el 70% correspondían a la población en general, un 21% a familiares de pacientes positivos o fallecidos y un 9% a sanitarios por la sobrecarga de trabajo y estrés.

Antes de la pandemia, el 7,3% de la población ya acudía a profesionales como el psicólogo, el psiquiatra o el médico de cabecera por diversos problemas relacionados con la situación emocional. A partir del mes de marzo, el 11,5% ha incrementado su relación con profesionales de la salud mental. Un 60,1% señala que ha pedido ayuda a un psicólogo o psicóloga, seguido de un 30,1% que afirma que se ha decantado por su médico/a de cabecera, mientras que el 23,0% se otorga a los psiquiatras.

El incremento de la demanda de la Atención Primaria y la Salud Mental Comunitaria especializada en España, es debido a que la ciudadanía se ha sentido vulnerable y necesitada tras la crisis socio-sanitaria de la Covid-19. Muchos señalan que la pandemia ha puesto a prueba tanto sus capacidades como limitaciones, ya no solo en el trabajo, sino también en otros ámbitos de la vida familiar, personal o social en una situación de aislamiento y caos como el de los últimos meses. Problemas como la ansiedad, el estrés y las dificultades socio-económicas han sido una de las causas más comunes para pedir ayuda a un profesional.

En relación a este mismo tema, la ciudadanía afirma que, ya no solo por las restricciones de movilidad y las recomendaciones sanitarias, permanecen mucho más tiempo en casa por miedo y ansiedad. Un 41,9% de la población señala que con la llegada del covid-19 permanece mucho más tiempo en casa que los meses previos a la pandemia, según refleja el barómetro del CIS. En general, en un día promedio antes del coronavirus, al margen del trabajo, entre el 21% y el 23% afirmaban estar fuera de casa unas 2 o 3 horas al día. Por el contrario, ahora la cifra desciende hasta el 10,1% reflejando así, aquellos que salen un promedio de 3h al día y un 5,3%, 4 horas al día.

Asimismo, a causa de la pandemia y las consecuencias psicológicas que esta ha ocasionado en las personas, más de la mitad de la población, un 58,4% señala haber pensado en algún momento que podría ser una de las víctimas de esta pandemia mundial. Como antes se menciona, la ola de contagios y muertes ha grabado en muchas de las conciencias de las personas el miedo a tener el mismo destino que las casi 42.000 personas ya fallecidas.

Ante la previsión de un importante repunte de aquí a los próximos meses, se requiere el apoyo de más personal sanitario en materia de Salud Mental para ayudar a la sociedad en momentos tan difíciles como los que acontecen o pueden acontecer en un futuro no muy lejano. La previsión es crucial para anticiparse a la situación que puede ocurrir y no repetir los errores cometidos anteriormente. La Salud Mental hay que cuidarla y, sobre todo, ahora.

Artículo: María Vecina / AFPRESS

Fotografías: Luís Tejido y Mario Ruiz

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.