La vacuna de Moderna se alía con la farmacéutica española Rovi

La compañía Moderna tiene previsto producir entre 500 y 1.000 dosis de su vacuna hasta finales de 2021. Los primeros cientos de millones se distribuirán de manera prioritaria en Estados Unidos, pues su gobierno ha financiado la mayor parte del desarrollo de la vacuna.

No solo el país americano, también Canadá y Japón han cerrado acuerdo con la empresa Moderna para garantizarse partidas de la dosis en los próximos meses. La Unión Europea está actualmente en negociaciones con la compañía estadounidense, aunque todavía no se ha cerrado ningún contrato de compra. Esto ocasiona que ni España, ni ningún país de la Unión Europea esté entre los primeros receptores de la vacuna.

Moderna y España aliados

La compañía Moderna se ha asociado con la farmacéutica española Rovi para envasar y distribuir la vacuna. La previsión es que en España se empiece a distribuir entre abril y mayo. El producto se envasará en una planta que la compañía española está construyendo en Alcobendas en la Comunidad de Madrid, desde donde saldrán todas las partidas destinadas a la Unión Europea en caso de que lleguen a un acuerdo. Esta instalación, que estará terminada en el mes de enero, se encargará del proceso final de la vacuna, que incluye el llenado de los viales y también el etiquetado.

Las negociaciones iniciales de la UE con Moderna en verano, preveían una compra de 80 millones de dosis. Dado que cada persona necesita un total de dos dosis para quedar completamente inmunizada, está cantidad permitiría vacunar a unos 40 millones de habitantes, de los que 4 millones podrían ser españoles ya que a España le corresponde un 10% de las partidas que adquiere la Unión Europea.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, señalaba ayer que “Trabajamos con esta compañía en la Unión Europea; es una de las siete vacunas que estamos negociando con conversaciones avanzadas, pero vamos a tener mucha prudencia”.

Por otra parte, la Agencia Europea del Medicamento informó por su parte que ha iniciado una revisión inmediata de los datos acerca de la vacuna de la compañía americana. Este proceso de evaluación se basa principalmente en examinar los nuevos datos a medida que están disponibles, en lugar de esperar a que una compañía presente los datos completos. Esto permite acelerar la aprobación de determinados productos en situaciones de emergencia sanitaria como la de ahora.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, indicó ayer que la UE espera firmar un contrato con la compañía Moderna “pronto”. Hasta ayer mismo, la Unión Europea había cerrado acuerdos con compañías como: AstraZeneca, Jhonson & Jhonson, Sanofi y Pfizer para conseguir un total de 1.400 millones de dosis contra el Covid-19. A pesar de haber llegado a un consenso con las empresas, ninguna de ellas ha finalizado sus ensayos clínicos para ponerla en distribución contando con los factores de eficacia, seguridad y garantías. Únicamente la compañía Pfizer y ahora Moderna, han presentado resultados preliminares.

Otro de los acuerdos que ha cerrado la UE es con la compañía alemana CureVac. Esto supondría otros 405 millones de dosis de vacuna, lo que eleva el total de inmunizaciones reservadas por Bruselas a más de 1.800 millones de dosis. Si todas las empresas con las que Europa está cerrando acuerdos fueran eficaces, la cantidad es más que suficiente para inmunizar a los 450 millones de habitantes de la Unión Europea.

Artículo: María Vecina / AFPRESS 

Fotografías: Joel Saget, Dado Ruvic y EFE