Page afirma no estar de acuerdo con el Gobierno en lo referido al pacto con Bildu

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, ha afirmado esta misma mañana en la cadena radiofónica SER que el pacto del Gobierno Central con Bildu en los Presupuestos Generales del Estado “no tiene un pase” y ha visto con preocupación que el partido de Podemos marque la agenda del Ejecutivo de aquí en adelante.

Según el presidente manchego, el pacto con Bildu desde el punto de vista de fondo no está en un proceso de normalización, ni tampoco ha hecho un proceso de reconciliación. “Ahora lo que hacen es lo contrario, exigiendo a cambio de seguir aportando votos. Por tanto, yo no lo veo”, señalaba Page.

Según ha indicado, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, está haciendo un intento por hacer viable la casi “inviable” situación política del país y los PGE, ha añadido, son un documento “perfectamente homologable” en la dinámica de un presupuesto socialdemócrata. Aun así, el presidente de Castilla-La Mancha hacía referencia que “el problema es que el documento de fondo es bueno, pero el peaje que hay que pagar para sacarlo adelante es doloroso”, ha añadido.

También ha hecho hincapié en que siente una profunda preocupación en el papel que está jugando el partido de Pablo Iglesias actualmente y cómo influye este, en las decisiones del PSOE. “Veo con preocupación que Podemos nos marque la agenda y nos esté arrastrando a una esquina del tablero político que está muy fuera del sitio habitual de las grandes mayorías del Partido Socialista”, ha manifestado el presidente.

Ha manifestado que cree que para que el Gobierno pueda sacar adelante su proyecto “tiene que pasar por unas horcas caudinas francamente complejas” y eso es lo realmente complicado. De la misma manera, se siente comprometido e identificado con el proyecto de presupuestos del Gobierno, aunque lamenta que “el tacticismo” se imponga a la convicción que debiera llevar todo el Gobierno. “Si hace un año y medio hubiera sido posible el pacto del Gobierno con Ciudadanos hubieran salido las cuentas, pero al final se fue a un gobierno en el que tienes que estar permanente en vilo”, afirmaba el presidente.

Finalmente ha sostenido que la política lleva a los diferentes partidos a jugar papeles diferentes. “La pregunta que nos tendríamos que hacer todos es qué haría yo si estuviera en el papel del presidente del Gobierno y lo que estoy deseando, en esta legislatura que no acaba de empezar, es que pase el presupuesto y podamos empezar a desarrollar en serio la política del PSOE”, sentenciaba el presidente castellanomanchego.

SEGUNDA OLA DEL COVID-19

García Page ha puesto en valor el papel del Gobierno durante la segunda ola de la pandemia y afirma que cuando el Estado tomó el control absoluto con el estado de alarma en marzo, los gobiernos autonómicos afrontaron sus responsabilidades como dirigentes pese a recibir sus respectivos “golpes”.

Por el contrario, ahora, la situación es la contraria con menos peso del estado en las decisiones de las comunidades autónomas. “Pero no tengo duda de que si la situación estuviera en el borde del mismo precipicio de la otra vez habría que volver a una decisión más homogénea en toda España”, ha indicado el presidente regional.

 

Artículo: María Vecina / AFPRESS

Fotografías: ECD, Ismael Herrero y Sergio Pérez