ECOEMBES no quiere que retornemos y reutilizamos los envases

Ecoembes lleva años trabajando para que en nuestro país no se pueda tener un sistema para devolver el casco, lo que se conoce como Sistema de Devolución y Retorno de Envases (SDDR) y que ya se hacía en otros tiempos. En el informe “Ecoembes miente” se explica cómo ha trabajado duro durante dos décadas para lograrlo, mediante lobby político y presión para que las leyes no lo incluyeran como obligatorio. Han funcionado las puertas giratorias con políticos que terminan siendo presidentes de asociaciones de envasadores. Han financiando cátedras universitarias y estudios manipulados, creado plataformas y perfiles en redes, han pagado publicidad y secciones en periódicos, radios y a organizaciones. Y todo ello aderezado con potentes campañas de publicidad hasta en los colegios.

¿Pero por qué esta obsesión de bloquear el SDDR? Pues por un tema puramente económico (al menos al principio), ya que las empresas que forman Ecoembes no están dispuestas a pagar lo que realmente cuesta recuperar todos los envases que ellas mismas ponen a la venta como les exige la ley.

¿Por qué desde Greenpeace creemos que necesitamos un Sistema de Devolución y Retorno de envases SDDR?

  • El SDDR es la forma más fácil de disponer de forma masiva de envases reutilizables y rellenables.
  • Los gastos por parte de los ayuntamientos se reducen, pues el sistema se autofinancia con la cuota de los envases y los materiales recuperados.
  • A pesar de lo que dice Ecoembes, este sistema es un 60% más barato que los SIG por envase de recogida.
  • No le cuesta nada al consumidor, pues el depósito que deja se le devuelve íntegramente.
  • No tiene complicaciones técnicas, es directo y puede ser utilizado por cualquier persona. El 100% de lo reciclado es viable y utilizable.
  • Está ya funcionando con éxito en más de 40 países y regiones del mundo (entre ellos, Alemania y Dinamarca).
  • Un aumento del 10% de las botellas retornables reduciría en un 40% la contaminación marina por botellas de plástico.
  • Apoya el negocio local compensándolo con una media de 3 céntimos por envase recogido.
  • El nuevo sistema generaría más de 14.000 nuevos empleos solo en España.

Entonces ¿le pedimos a Ecoembes que deje de boicotear el SDDR y se suba al carro para devolver el casco? Firma nuestra petición.

Julio Barea Luchena - autor del blog.

Julio Barea Luchena

Doctor en Geología, especialidad de Hidrogeología, Ingeniería Geológica y Geología Medioambiental, por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Gestión y Tratamiento de Residuos por la Universidad Autónoma de Madrid. Responsable de campañas de Consumo y Biodivesidad. Twitter: @JulioBarea
.