La Policía Nacional descubre en Alicante una trastienda donde se celebraban timbas ilegales multitudinarias de póker

El local no tenía licencia de apertura y no respetaba las normas sanitarias de la COVID-19
  • El local estaba situado en la ciudad de Alicante y, durante el día, se trataba de una tienda de productos gourmet, si bien, una de las estanterías del establecimiento era en realidad una puerta oculta que daba acceso a una habitación contigua acondicionada como una sala de fiestas
  • En horario nocturno, en la trastienda se organizaban partidas ilegales de juegos de azar con consumo de alcohol y venta de sustancias estupefacientes sin respetar la preceptiva restricción de aforo y distanciamiento social
  • En el registro, los policías intervinieron doce envoltorios con cocaína preparados para su venta además de una báscula de precisión y 420 euros.                          

20-octubre-2020. Agentes de la Policía Nacional han detenido en Alicante al propietario de un local comercial que, durante el día, era una quesería-vinoteca, pero en horario nocturno era utilizada de forma clandestina como una sala de fiestas. En el local, presuntamente, se servían bebidas alcohólicas, se organizaban timbas de juegos de azar y se traficaba con sustancias estupefacientes sin respetar las preceptivas restricciones de aforo y distanciamiento social impuestas por la pandemia de la COVID-19.

Timbas organizadas a través de las redes sociales

La intervención se enmarca en los dispositivos que la Policía Nacional realiza en la ciudad de Alicante con el fin de controlar las restricciones de aforo, horario y el uso de mascarillas. Los agentes tuvieron conocimiento que en un local podrían estar reuniéndose, de forma clandestina y fuera del horario permitido, un número importante de personas. Según las informaciones en ocasiones más de 30 o 40 personas, superando de esta manera las limitaciones sanitarias impuestas por la Generalitat Valenciana en respuesta a la situación a la pandemia de la COVID-19. Al parecer, las timbas y reuniones que se celebraban en dicha trastienda eran organizadas a través de aplicaciones de mensajería instantánea y utilizando las redes sociales.

Tras analizar esa información, el pasado fin de semana se puso en marcha el correspondiente dispositivo policial especial y, pasadas las doce de la noche, los agentes pudieron observar como varias personas se aproximaban al local y entraban en el mismo, momento en el que fueron interceptados, resultando ser uno de ellos el propietario. Tras examinar de forma exhaustiva el establecimiento, los agentes descubrieron que una de las estanterías de la tienda era en realidad una puerta oculta que daba acceso a una habitación contigua acondicionada como una sala de fiestas, donde según manifestó el dueño del lugar se servía alcohol y se organizaban timbas de póker.

Al parecer, durante el día, la tienda funcionaba normalmente realizando su actividad comercial como un establecimiento de venta de quesos, vino y productos «gourmet». Era por la noche cuando, tras pasar por la puerta oculta, los clientes accedían a la trastienda que estaba perfectamente acondicionada y donde, presuntamente, se dispensaban bebidas alcohólicas, se organizaban timbas de póker y se vendía y consumía droga.

Detenido el propietario del local por tráfico de drogas

En el registro del establecimiento, los policías encontraron 12 envoltorios con más de 9 gramos de cocaína, perfectamente distribuidos para su venta, además de un maletín en cuyo interior había otros 11 gramos de cocaína, una báscula de precisión y 420 euros en efectivo.

Por todo ello los agentes detuvieron al propietario del establecimiento como presunto autor de un delito de tráfico de drogas. Posteriormente se solicitó la colaboración de la Policía Local de Alicante que se personó en el lugar y levantaron un acta de sanción ya que el local no disponía de licencia de apertura. El detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Alicante.