Los feriantes de San Andrés de Elche aceptan la suspensión de la feria ante la situación de riesgo por pandemia

Los representantes de esta asociación ha mantenido a primeras horas de esta tarde una reunión con el alcalde Carlos González, con quien compartieron el criterio de prevención ante el alto riesgo que implica una feria con 75 atracciones y estimación de asistencia superior a las 2.000 personas

-La Generalitat Valenciana ha denegado la autorización para prevenir la expansión del virus por considerar que se trata de una actividad que puede propiciar la multiplicación de los contagios por aglomeración de público

El alcalde de Elche, Carlos González, ha mantenido un encuentro a primeras horas de esta tarde con los representantes de la Asociación de Feriantes “La Ilicitana”, organizadores de la tradicional feria de San Andrés. Los feriantes han querido compartir con el Alcalde la decisión de la Consellería de Sanitat de no autorizar la celebración este año de la feria de San Andrés, prevista en principio en el solar comprendido entre las calles Presidente Adolfo Suárez, la carretera de Matola, la circunvalación Sur y la avda. Ramón Pastor, entre los días 3 de octubre y 29 de noviembre.

La resolución de la Consellería establece textualmente que “en cualquier tipo de eventos y actividades multitudinarias, cuya afluencia se prevea superior a 400 personas, se deberá realizar una evaluación del riego”. En el caso concreto de la feria de San Andrés, se trata de un acontecimiento de envergadura, con 75 atracciones y una estimación de asistencia superior a las 2.000 personas. Por esta razón, y después de evaluar la propuesta, la Generalitat ha priorizado el criterio de prudencia y protección de la ciudadanía frente al COVID, y ha resulto no autorizar la feria teniendo en cuenta “la situación epidemiológica del municipio de Elche como de RIESGO ALTO para la celebración de eventos masivos”.

Los feriantes han comprendido esta resolución atendiendo a la necesidad de priorizar las medidas de protección de la ciudadanía, y han agradecido al Ayuntamiento su labor de mediación a la hora de tramitar los permisos. Según declaraciones de uno de sus representantes, José López, “lo esperábamos porque vemos como está la pandemia y además ya se había suspendido la feria de Gandía”.

Tal y como quedó patente en la reunión, los feriantes asumen que no se dan las circunstancias para la celebración de la feria, y transmitieron al alcalde la difícil situación por la que atraviesan algunos miembros de este colectivo. De hecho, aseguran, muchos se están acogiendo a las ayudas del Gobierno para poder afrontar esta situación, mientras que otros se están reconvirtiendo su actividad derivándola hacia el sector del transporte.

2020/10/07