El Gobierno y las CCAA acuerdan la creación de un grupo de trabajo para definir una evaluación independiente de la gestión de la pandemia de Covid-19 por parte del SNS

El grupo estará integrado en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y lo formarán la secretaria de Estado de Sanidad, que lo presidirá, y un representante designado por cada una de las Comunidades y Ciudades Autónomas

En un plazo máximo de un mes, se deberán elevar las conclusiones de los trabajos al pleno del Consejo para su consideración

7 de octubre de 2020.- El Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas han acordado esta tarde, en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, la creación de un grupo de trabajo que definirá el marco para realizar una evaluación independiente de la gestión de la pandemia de Covid-19.

El grupo de trabajo estará formado por la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, que lo presidirá, y por un representante de cada una de las Comunidades y Ciudades Autónomas, que lo designarán los consejeros y consejeras.

En sus reuniones, éstos podrán ser asesorados y estar acompañados por técnicos y expertos de sus respectivas administraciones.

El objetivo de este grupo de trabajo será elaborar una propuesta de marco evaluador del Sistema Nacional de Salud (SNS). Definirá las líneas de evaluación, el alcance, los objetivos, los parámetros y todos aquellos elementos necesarios para llevar a cabo una evaluación independiente lo más completa posible del conjunto del sistema.

El grupo de trabajo tiene un plazo máximo de un mes para elevar sus conclusiones al pleno del Consejo Interterritorial para su toma en consideración.

La evaluación de las actuaciones realizadas por parte de las distintas autoridades sanitarias durante la pandemia, así como de las fortalezas y debilidades del SNS al inicio de ésta, permitirán adoptar las decisiones conjuntas que correspondan para reforzar la vigilancia epidemiológica, los servicios de salud pública y el conjunto del sistema asistencial.

El objetivo es transitar hacia un SNS más robusto, flexible y resistente que permita afrontar con las máximas garantías los futuros desafíos y crisis sanitarias.

El modelo de gobernanza del SNS se sustenta en el Consejo Interterritorial como órgano permanente de coordinación, cooperación, comunicación e información en materia sanitaria entre la Administración General del Estado y las Comunidades y Ciudades Autónomas.