COESPE ELCHE | Manifestación en la Pza. Congreso Eucarístico por la Defensa del Sistema Público de Pensiones

COESPE es la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones y esta mañana se han manifestado frente la basílica de Santa María, en la plaza del Congreso Eucarístico para continuar con las reivindicaciones que desde hace mucho tiempo exigen que se cumplan respecto a las pensiones y a todos los servicios públicos a los que los ciudadanos tienen derecho después de haber cotizado toda una vida al estado

Las reivindicaciones y el comunicado de esta mañana:

 

El BANCO DE ESPAÑA manipula los datos de las pensiones para favorecer los sistemas privados de pensiones.

Hay una ofensiva para desprestigiar nuestras movilizaciones y reivindicaciones considerando a las personas pensionistas como privilegiados en la crisis. Se trata de presionar a instituciones, gobiernos y opinión pública para que no se deroguen las reformas de pensiones de 2011 y 2013 se deterioren las pensiones públicas y el sistema de reparto y se potencien las pensiones privadas. Nada dicen de quienes en base a rentas de capital están multiplicando exponencialmente sus ingresos o quienes con salarios astronómicos han visto mejorados sustancialmente sus ingresos. El objetivo es reducir las pensiones diciendo que vivimos demasiado y que nos pagan demasiado.

No importa que los datos desmientan estas afirmaciones, se trata de confundir y engañar. Es una afirmación que evidentemente no se sostiene; el 36% de las pensiones del SPP no llega al 700 euros y mas del 51% no alcanza los 1000 euros. La pensión media, es de 934 euros. Habría que añadir que esas medias ocultan la discriminación hacia las mujeres que reciben pensiones un 37% inferiores a los hombres.

Los informes realizados, para apoyar estas tesis, por entidades financieras y/o por expertos son muchos. Mencionaremos alguno.

El Banco de España ha publicado un informe en el que concluye que de media, una persona jubilada recibe 1,74 euros por cada euro cotizado.

Los argumentos utilizados para justificar esta conclusión se basan en señalar que en el SPP hay una extraordinaria rentabilidad de las cotizaciones que producen pensiones exageradas. Analizan las pensiones públicas de reparto con los criterios de rentabilidad de un sistema privado de capitalización. Lo cual a todas luces es un fraude consciente y deliberado.

Y es un fraude no contemplar en sus cálculos de futuro el impacto de las reformas de las pensiones de 2011 y 2013. De no derogarse dichas reformas que es lo que se pretende, en 20 años la tasa de reposición habrá bajado entre un 28% y un 40% a lo que habría que sumar otro 16% por el impacto del Factor de Sostenibilidad. (Economistas Frente a la Crisis).

No se pueden juntar churras con merinas; en un sistema de pensiones público, colectivo y de reparto no se capitaliza nada; se crea un fondo común en el que las pensiones de hoy se pagan con las cotizaciones de hoy bajo las normas que lo regulan; en un sistema de capitalización cada cual crea su fondo que pone en manos de las entidades financieras y cobrará la pensión en función de la rentabilidad negativa o positiva de ese fondo.

Sólo con este argumento es suficiente para descalificar el informe del BANCO DE ESPAÑA, pero aún hay más.

Este informe técnicamente ha consistido en analizar el 64% de las altas de pensiones de un año, el 2018, teniendo en cuenta las cotizaciones de esas personas y las pensiones que le corresponden y proyectándolas en el tiempo en función de la esperanza de vida. Esperanza de vida que es para los hombres de 80 años y para las mujeres de 85 años. Pero la esperanza de vida está directamente relacionada con las condiciones de vida y trabajo lo cual origina que haya una diferencia de entre 10 y 12 años en perjuicio de las perores condiciones de vida y trabajo lo que hace que la edad media de las personas jubiladas no coincida con la esperanza de vida.

Hacer un muestreo como el que han realizado oculta que cuando hablan de la media de los pensionistas están proyectando sus conclusiones hacia un colectivo de unos 800.000 pensionistas de los 5,7 millones de pensiones de jubilación, obviando como hemos dicho los criterios de reparto y de solidaridad intergeneracional.

Afirman que con 37 años cotizados las personas pensionistas cobrarán, teniendo en cuenta la esperanza de vida, durante 21 años la pensión, cuando sólo han cotizado para 16 años. En otros informes como el de la Organización de Consultores de Pensiones lo reducen a 12 y el Instituto de Actuarios Españoles dice que las personas pensionistas percibiremos un 51% mas de lo cotizado por la misma razón.

Por muchos informes que realicen, el todo, la esperanza de vida, no explica la parte. Analizar las pensiones públicas requiere hacerlo analizando el colectivo que las financia y el que las percibe; cuantías, requisitos, edad, género, ect. Resulta que la edad media de una persona pensionistas es según la SS de 72 años, otros informes la cifran en 75 años. Lo lógico es pensar, incluso si lo hacemos desde sus argumentos, que los cálculos habría que hacerlos en función de la media de edad de las personas pensionistas y no de la esperanza de vida de todas las personas, pensionistas o no.

De hacerlo de esta manera llegaríamos a la conclusión de que en función de cotizaciones y prestaciones el actual sistema de pensiones es perfectamente viable incluso incluyendo las reivindicaciones que planteamos como Movimiento. En cualquier caso, si a 66 años sumamos 12 o 15 años, superamos la media de edad de las personas pensionistas y nos acercamos a la esperanza de vida.

Pero hay mas; como hemos dicho el sistema público de pensiones es un sistema de reparto y solidario, las cotizaciones de hoy pagan las pensiones de hoy y hay mucha gente que han cotizado durante toda o parte de su vida laboral y nunca, por desgracia, cobrarán la pensión; nos referimos entre otros colectivos a las personas fallecidas.

Tomando los datos de 2018, en dicho año fallecieron en el Estado 74.067 personas entre 49 y 69 años; teniendo en cuenta la tasa de actividad y el salario medio el 60% de esas personas habrán aportado a las arcas de la Seguridad social unos 9.000 millones de euros sin recibir prestación alguna.

¿Si el sistema público es perfectamente viable que está pasando para que las reservas del sistema hayan desaparecido?

En primer lugar hay que decir que la presión fiscal en el Estado (cotizaciones e impuestos) está entre 7 y 8 puntos por debajo de la media de la UE. Esta es una fuente permanente de problemas y recortes en salarios, pensiones, servicios públicos y condiciones de vida.

Con el dinero de la SS se han estado pagando facturas que deberían haber sido pagadas por los Presupuestos Generales y hoy se siguen haciendo préstamos que desfiguran la realidad de las cuentas.

Como dice el Tribunal de Cuentas en su informe de 2020. Entre 1989 y 2013 en el que se materializó la separación de fuentes de financiación, el Estado debería resarcir a la Seguridad Social 103.690 millones de euros pagados por la SS que deberían haber sido pagados por presupuestos públicos del Estado (31.828 m/e de gasto en sanidad y 71.862 m/e en complemento a mínimos. Si bien es cierto que a día de hoy se calcula una deuda con el Estado de 52.273 m/e el saldo sería netamente positivo para la SS.

Según la AIREF externalizando los gastos impropios de la SS en 2019 la SS dispondría de 17.000 m/e suficientes para compensar el déficit; a esto habría que añadir otros 8.700 m/e por prestaciones asistenciales por desempleo y políticas activas.

La conclusión es clara; el ataque al sistema público de pensiones y a unas pensiones públicas dignas va a continuar desde muchos frentes y debemos estar preparados porque nuestra garantía es la movilización y esta batalla, la vamos a ganar.

 

Las otras mentiras

El Estado español tiene las pensiones mas generosas de Europa.

El Estado Español dicen, tiene las pensiones mas generosas de la Unión Europea. Rotundamente falso.

El único argumento utilizado para demostrarlo es que la tasa de reposición (la correspondencia que hay entre el último salario y la primera pensión) es en el Estado de las mas altas de la UE. Los datos dicen que en el Estado dicha tasa es del 79% y la media de la UE28 es del 70,6% y eso parece darles la razón, pero sin embargo si analizamos mejor los datos sucede que:  

Sin tener en cuenta que en el Estado español, según otros informes, la pensión nominal no coincide con la efectiva, tenemos que decir que:

Hay siete países europeos con una tasa de reposición mas elevada que la del Estado

La tasa de reposición prevista para 2030 con las reformas de 2011 y 2013 se situará en el 60% y que en 2050 no alcanzará el 52%; por lo tanto es torticero tratar de justificar nuevos recortes en función de datos sesgados e interesados

Siendo cierto que la tasa de reposición es importante es mas importante comparar los salarios utilizados para el cálculo ya que menores salarios con mayor tasa de reposición pueden originar pensiones mas bajas. Y esto es lo que sucede en el Estado Español. 

Aunque la tasa de reemplazo del estado es porcentualmente superior a la media (10%) los salarios son un 18% inferiores a la media de la UE.; según Eurostat, el salario medio europeo se sitúa en 2.000 euros brutos mensuales, mientras el del Estado es de 1.639 euros; es decir la pensión en el Estado, en dinero contante y sonante, es inferior a la media europea.

Y es constatable además porque en porcentaje del PIB estamos un 3% del PIB por debajo de los países de nuestro entorno, es decir el gasto en pensiones es inferior en 30.000 millones de euros a países como Francia, Italia o Portugal.

Hay demasiadas personas mayores.

También vuelven a insistir que el Estado español tiene una tasa muy elevada de personas mayores que hace que el gasto en pensiones se dispare hasta hacer inviable el sistema público. Pues bien en esto tampoco dicen la verdad; En 2018 la tasa de dependencia media de la UE28 (mayores de 65 años en relación con personas en edad de trabajar) es del 30,5% mientras en el Estado esa misma tasa es el 29,2%. 

Por comparar con países de nuestro entorno directo: Italia 35,2%, Grecia 34,2%, Portugal 33,3%, Francia 31,6…

Es evidente que conseguir que cada vez haya mas personas que accedan a una vida mas larga y saludable debe ser considerado como un avance y no como un problema; lo que hay que hacer es acabar con el desigual reparto de la riqueza que hace que miles de millones de euros permanezcan ocultos en paraísos fiscales o que mas de 2 billones de horas anuales trabajadas ni se coticen ni se paguen; ahí hay una fuente de recursos suficientes para garantizar las pensiones y la universalidad de un sistema sanitario, de atención y protección social mas que suficiente.

La Seguridad Social es deficitaria

De acuerdo con las declaraciones de Miren Etxezarreta economista experta en pensiones, afirmamos que cualquier prestación o servicio público es “per se” deficitaria; por eso precisamente existe la fiscalidad, los impuestos y las cotizaciones, para pagar esos servicios que son fundamentales para garantizar unas condiciones de vida dignas a todas las personas.

Pero además y de acuerdo con el estudio presentado por economistas frente a la crisis recogiendo datos oficiales de las cuentas de la Seguridad Social desde el año 1977 al 2017, la Seguridad Social en el Estado ha tenido un superávit de 843.290 millones de euros; es decir la diferencia entre lo que las personas trabajadoras hemos cotizado y los pagos realizados por las pensiones han generado un superávit que sin duda ninguna sería mas que suficiente para garantizar el sistema público de pensiones hasta el 2050. ¿Qué ha pasado con esos fondos? Pues que como hasta el año 2000 no se creo el fondo de reserva de las pensiones sólo se ha utilizado el 8% del superávit generado y el resto ha sido incluido en los presupuestos del Estado para todo tipo de inversiones.

Es de justicia y de sentido común que si fuera necesario para garantizar las pensiones se utilicen dichos presupuestos del Estado para compensar los posibles déficits puntuales.

En cualquier caso el criterio del déficit se utiliza para justificar los recortes; pero cualquier presupuesto, incluido el de la SS tiene un capítulo de gastos y otro de ingresos y es justo en este último el que se olvida en tertulias de expertos y en muchos partidos políticos. Como decimos en nuestras reivindicaciones, el sistema público de pensiones de reparto se puede garantizar para nuestra generación y las venideras mediante la mejora de la calidad del empleo, una fiscalidad y contributividad equitativa y cuando menos similar a la media europea de la que hoy nos separan mas de un 7% del PIB en el Estado y cerca del 10% en la CAV y Navarra. 

EL SMI no tiene nada que ver con las pensiones.

Rotundamente falso; el empleo de calidad y dentro de él el Salario Mínimo Interprofesional es fundamental para mejorar e incrementar las cotizaciones que en un sistema de reparto es la garantía básica. del cobro de las mismas por las personas pensionistas.

¿De donde sale el SMI de 1200 euros?

La Carta Social Europea, firmada por el Estado español concreta, mediante el Comité Europeo de Derechos Sociales que los ingresos de suficiencia deben ser entre el 50% y el 60% de la renta salarial media de cada país.

Si tenemos en cuenta que el salario medio en 2017 en la CAV fue de 26.479 el salario mínimo debería de ser de 1134 (en 14 pagas) a los que habría que incluir el incremento del 3,6% en 2018 lo que nos da 1.138 euros (en 14 pagas); En Navarra con un salario medio (2018) de 25.967 Euros, serían. 1.112 euros. En 2013 en la CAV el salario medio anual fue de 27.776 euros y es de esperar que para 2019 alcance los 28.000 euros (1200 euros)

Por ello la exigencia de SMI de 1200 euros (1.400 en 12 pagas) euros en función de nuestra realidad económica es más que entendible.

Si comparamos el actual SMI establecido en el Estado español de 1050 euros en 12 pagas (900 euros en 14 pagas) veremos que se queda muy lejos de las economías europeas más importantes, por ejemplo:

ALEMANIA          1557

BÉLGICA              1.593

FRANCIA             1.521

REINO UNIDO    1.453

IRLANDA            1.656

HOLANDA          1.615

LUXEMBURGO    2.071

El SMI de 1200 euros no sólo es exigible en relación al salario medio; la producción de riqueza en la CAV en términos de PIB, supera en un 23% la renta per cápita de la UE 28 y en un 20% la tasa de productividad; la CAV es la cuarta economía europea en productividad.

Si en vez de hacer las cuentas en función del salario medio lo hacemos comparando renta per cápita y SMI, a la CAV, con una renta per cápita de 33.088 euros en 2018, le correspondería si lo comparamos con Bélgica un SMI de 1.361 euros Navarra 1.272, con Francia de 1.467 euros, Navarra 1370, con Reino Unidos de 1.332 euros, Navarra 1.244 euros….

Estos datos vienen a demostrar una vez mas que el problema de la mejora de las pensiones y los salarios es fundamentalmente un problema de reparto equitativo de la riqueza, tanto en la empresa como en los impuestos. Los empresarios vascos se están beneficiando de unas políticas públicas hechas en el Estado que no se corresponden con nuestra realidad social y económica.

Establecer el SMI en 1200 euros, mejorar nuestras pensiones y garantizar el sistema público de pensiones es fundamentalmente un problema político y de reparto equitativo de la riqueza; la precariedad y las pensiones de miseria son consecuencia de decisiones políticas que favorecen a unos pocos en detrimento de los intereses de la mayoría; es fundamentalmente un problema de prioridades políticas.

 

Celebrada la IV Asamblea de COESPE

Nota-Prensa-IV-Asamblea-Final-de-Cierre13-9-2020

 

COESPE Elche / Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones

 

Galería Fotográfica