El incendio que arrasó dos chalés y calcinó 11 coches en Eurovillas fue provocado por los okupas

HAY 52 CHALÉS OKUPADOS EN ESTA URBANIZACIÓN Y LOS VECINOS DENUNCIAN QUE LOS OKUPAS AMEDRENTAN Y AMENAZAN A LOS PROPIETARIOS

Los okupas amenazaron con quemar las viviendas en Eurovillas en Madrid si les seguían molestando los vecinos y todo indica que han cumplido.

La Guardia Civil investiga si el incendio ocurrido el pasado 28 de agosto de 2020, en la urbanización Eurovillas de Nuevo Baztán y Villar del Olmo, que arrasó a dos chalés y que calcinó 11 vehículos, fue provocado por unos okupas que tenían atemorizado a los vecinos.

Los vecinos aseguran que los usurpadores de una vivienda en concreto están detrás del fuego, ya que antes de marcharse amenazaron a los residentes asegurando que iban a «quemar toda la urbanización».

Horas antes de este incendio un grupo de okupas acababa de ser expulsado de una casa, como consecuencia de las protestas y manifestaciones diarias de los vecinos en contra de estos usurpadores.

En total, hay 52 chalés okupados en esta urbanización y los vecinos denuncian que los okupas amedrentan y amenazan a los propietarios.

Las llamas surgieron el pasado viernes, a las 14.00 horas, de modo tan sospechoso como misterioso.

El fuego se extendió con inusitada rapidez. Además, en ambas casas se quemaron unas arizónicas, una piscina y un cobertizo.

«Hemos estado a punto de perder la casa muchos de nosotros. Tuvimos que salir a ayudar. Todavía no podemos creernos que cumplieran sus amenazas. Las habíamos visto por redes sociales, pero no pensamos que fueran a llevarlas a cabo», escribe uno de los vecinos en su Facebook.

Según la Benemérita, las llamas arrasaron en total 2.500 metros cuadrados y obligaron a desalojar a 43 residentes de 22 chalés unifamiliares.

Para extinguir el incendio intervinieron 15 coches de bomberos, brigadas forestales, helicópteros de la Comunidad de Madrid, equipos de protección civil y 19 componentes de la Guardia Civil.

Los vecinos, como ocurre en muchas otras zonas de España, están desesperados y cada día más indignados.

Se continúan organizando patrullas vecinales para que la cifra de okupaciones no aumente. La tensión en Eurovillas va in crescendo.

Cada tarde los vecinos se manifiestan delante de las casas que son okupadas y hostigan a los inquilinos con el fin de expulsarles. A golpe de cacerola y sartén tratan de ahuyentar a los recién llegados y demostrarles que no son bienvenidos. Además, han creado redes de alertas en grupos de Whatsapp para evitar nuevas okupaciones y denunciarlas de forma inmediata a la Guardia Civil.

Los vecinos aseguran que el Ayuntamiento de Nuevo Baztán se ha comprometido al menos a no empadronar a los okupas y ponerles todas las trabas administrativas posibles para que «no pudieran obtener luz y agua».

También la regidora ha contado a los vecinos que se va a reunir con el delegado del Gobierno, José Manuel Franco, para tratar el tema de las okupaciones.