Habilitado otro instituto en Madrid tras las colas y el caos producido por la realización de test de la vuelta al cole

La tranquilidad y el buen ritmo de trabajo ha caracterizado hoy al Ramiro de Maeztu y al Virgen de la Paloma, pues a este último ayer, el caos obligó a cancelar todas las pruebas PCR. Ayuso ya ha pedido disculpas por los problemas ocasionados en el centro.

Tras las críticas, el caos organizativo y las largas colas que se produjeron el miércoles con los test de la vuelta al cole, el día de hoy ha amanecido completamente distinto. El Gobierno de Madrid ha habilitado para este segundo día de pruebas un segundo instituto más en la capital, el Ramiro de Maeztu.

De esta manera, la organización es mucho más viable para el personal docente y no docente de las escuelas infantiles, los colegios y los institutos de la región, que están citados por turnos en el Centro Territorial de Innovación y Formación (San Sebastián de los Reyes); y los institutos María Zambrano (Leganés), Antonio Machado (Alcalá de Henares), Diego Velázquez (Torrelodones) y Virgen de La Paloma (en la capital), que han sido reforzados con más equipos médicos. Este último habilitado, el Ramiro de Maeztu, cuenta con 20 puestos para evitar que formen nuevas aglomeraciones y masificaciones en la zona centro.

Como mencionábamos anteriormente, hoy se respiraba un aire distinto. A primera hora de la mañana la actividad ha vuelto al Virgen de la Paloma. La fila es corta y se mueve a un ritmo continuo. Las puertas de Ramiro de Maeztu también han abierto dando la bienvenida a los asistentes que poco a poco han ido llegando. Muchos afirman que hoy la situación está siendo mucho más controlada y organizada, pues el día de ayer muchos confirman que “fue un auténtico caos”. Señalan que hubo gente que tuvo que esperar hasta tres y cuatro horas para realizarse las pruebas y sin ningún tipo de distancia de seguridad.

Aunque en un primer momento fue Educación quién culpó de lo ocurrido a los propios profesores de los centros, a lo que acusó de no respetar los turnos establecidos, de los que se avisó con apenas unas horas de antelación, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, acabó pidiendo perdón por lo ocurrido a través de las redes sociales. “De los 6 edificios habilitados para la prueba, a pesar de todo el esfuerzo, hubo problemas en uno. Por ello quiero pedir disculpas”, publicó en su cuenta de Twitter.

Tras verse obligado a cancelar parte de las pruebas previstas para el miércoles a causa de las aglomeraciones en el Virgen de la Paloma, el consejero de Educación, Enrique Ossorio también ha pedido perdón. Lo ha hecho a través de un audio remitido a los medios en el que reconoce que se produjeron “incidencias puntuales” en los centros de Leganés y Alcalá.

En total se hicieron unas 16.000 pruebas el miércoles y casi 9.000 fueron realizadas en el Virgen de la Paloma. La Comunidad de Madrid tiene previsto hacer un total de 100.000 hasta el próximo lunes.

Artículo: María Vecina / AFPRESS

Fotografías: Dani Duch, Antonio Villalta y Javier Soriano