El turismo español sufre su peor verano con un 75% menos de ocupación extranjera

El sector turístico ingresó casi 9.500 millones menos que la temporada pasada pese a la apertura de fronteras

El sector turístico español está ante el año más complicado de su historia. La situación es desoladora, especialmente en los principales destinos turísticos de verano del territorio español. Ha sido tal el descenso de turistas, que el mes de julio, uno de los más fuertes de la temporada estival, se cerró con la llegada de 2.464.441 viajeros extranjeros según informa el Instituto Nacional de Estadística (INE). Estas cifras revelan que es un 70,04% menos que hace un año. Es decir, peses a la reapertura de fronteras tras el estado de alarma, viajaron a España 7,4 millones menos de turistas internacionales. Esto se traduce en grandes pérdidas para la economía española que deja al sector al borde del abismo para el resto del año.

Por países de procedencia de los visitantes, Francia ha sido el principal emisor con alrededor de 600.000 turistas. Al país francés, le sigue Alemania con unos 432.000 y Reino Unido con 380.000. Y aunque se esperaba que para agosto la situación mejorase, muy lejos de ese deseo, la cosa no ha hecho más que empeorar dadas las restricciones y advertencias a los viajes por España realizada por los tres países. La más sonada fue la Reino Unido con la imposición de una cuarentena a los turistas que volvieran del territorio español. Esto hizo que se abriera la veda para el resto de países que no tardaron en claudicar y seguir la tendencia del país británico.

Como única nota positiva, aunque poco relevante a raíz de la situación, el mes de julio si ha sido mejorable respecto al de junio. Pues este último, el turismo cayó más de un 97%. Aunque como mencionábamos anteriormente, es un consuelo menor, ya que junio hubo poco más de 10 días hábiles a causa del estado de alarma. El secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés afirmaba en un comunicado que: “Estos datos reflejan cómo la covid-19 está afectando de manera negativa en el sector turístico por las restricciones a la movilidad a nivel internacional y la falta de la confianza en los viajes en los viajes internacionales, un impacto que se está dejando sentir a nivel mundial”.

Baleares, reina del turismo este 2020

No es extraño que las Islas Baleares sea unos de los destinos predilectos de los turistas en el mes de julio. Sus playas, hoteles y encanto hacen de sus territorios uno de los preferidos tanto para los viajeros extranjeros como para los propios turistas españoles que disfrutan de los paraísos del país. Las islas registran el mes de julio con casi 590.000 viajeros extranjeros, el 23,9% del total. Le sigue Catalunya con 440.000 visitantes y la Comunitat Valenciana con 383.000 turistas.

Si realizamos un balance respecto no solo a los viajeros recibidos, sino en lo perdido, destaca por goleada la Comunidad de Madrid. En su caso, el hundimiento ha sido del 87,8% por el golpe sanitario y de imagen que ha supuesto la crisis del coronavirus. Eso sí, la peor situación se la ha llevado Canarias, ya que las últimas semanas los rebrotes por covid-19 han empeorado y pone en riesgo su temporada alta que llega en la parte final del año.

Artículo: María Vecina / AFPRESS

Fotografías: Cuartoscuro, EFE y Nicolas Vigier