Intervención de pescado distribuido sin condiciones higiénico-sanitarias óptimas en Elche

  • La patrulla observó la infracción por primera vez el pasado día 6, al encontrarse el vehículo mal estacionado en La Marina durante el reparto de pescado.
  • En ambas actuaciones el transporte se realizaba de manera irregular, sin garantizar la conservación del género, dando cuenta de ello los inspectores de Sanidad desplazados al lugar.

El día 6 de agosto, sobre las 10:30, una dotación del Tritón de la GRUMAT (Grupo Marítimo y Atención Turística) observó durante su servicio en La Marina un vehículo mal estacionado que generaba atasco en la vía. Al contactar con el conductor detectaron un comportamiento extraño, seguido de un fuerte olor a pecado y un reguero de agua que caía desde el interior del vehículo a la vía pública.

Los Agentes pudieron comprobar que transportaba pescado y marisco, según la versión del implicado, comprado en la Lonja de Alicante, pero sin aportar justificante o factura, así como a la propia actividad de venta. Además, el mantenimiento y conservación del género generó sospechas a los actuantes, dando cuenta de la situación ante la Inspección de Sanidad en Alicante, realizando la inspectora desplazada comprobación de los casi 85kg de mercancía y confeccionando acta de lo sucedido.

Unos días después, el 19 de agosto, sobre las 12:00, la dotación de la GRUMAT vuelve a ver cerca de la zona de playa el vehículo utilizado para la distribución, viendo de nuevo como caía agua desde el interior de la caja de la furgoneta al camino por el que circulaba. Esto motivó nuevamente la personación de un inspector, confirmando nuevamente el transporte de otros 60kg de pescado y moluscos en un vehículo sin refrigeración y no apto para el transporte de alimentos, esta vez incluso, sin conservación del hielo que acompañaba al producto. Según la versión del implicado, lo habría comprado de madruga en Santa Pola y hasta ese momento habría permanecido en el interior del vehículo, produciéndose una rotura de la cadena de frío y un riesgo para la salud de los consumidores, junto con otra serie de infracciones.

Por ello, ante los antecedentes y esta nueva actuación, la dotación de la GRUMAT de Policía Local comparece en dependencias policiales para dar cuenta de un posible delito contra la Salud Pública, además de advertir a la autoridad sanitaria sobre los posibles locales donde se han podido distribuir la mercancía.